Agencia Universitaria de Noticias y Opinión

http://auno.org.ar

BROWN ES NACIONAL

‘Tricolor’, Nacional y popular

Con una gran labor de su arquero Pablo Burtovoy, el equipo de Adrogué ascendió a la Primera B Nacional tras derrotar (4-3) a Almagro en los penales. En los noventa minutos de la segunda final del Reducido había perdido por 2-0. ‘El Trico’ vive su hora más gloriosa.

bron

Lomas de Zamora, junio 22 (AUNO).- Brown alcanzó en Villa Raffo su hora más gloriosa. El equipo de Adrogué ascendió a la Primera B Nacional tras superar (4-3) a Almagro en una dramática definición por penales, al cabo de la segunda final por el Reducido en la que cayó por 0-2 ante el elenco local. El arquero Pablo Burtovoy se convirtió una vez más en el héroe de la jornada al contener dos disparos durante la definición.

Un logro que corona la gestión del entrenador Pablo Vicó, que apostó por el trabajo a largo plazo y mantuvo una línea de trabajo caracterizada por el buen juego y el sacrificio. Dos atributos en los que se basó la conformación de un plantel que pese a no contar con grandes figuras, peleó de igual a igual contra los grandes clubes de la categoría. Y al final de la temporada, obtuvo un merecido premio.

Fue una final intensa, emotiva y bien jugada. Con dos rivales que buscaron el arco con una actitud honesta. Ninguno de los dos equipos se guardó nada y se brindaron con todo a lo largo de los noventa minutos.

Con la presión de estar dos goles abajo en función del resultado de la ida que había beneficiado a Brown, el elenco de Villa Raffo salió con el firme propósito de convertir rápido. Estaba claro que necesita achicar la ventaja en el primer cuarto del compromiso y así lo hizo. Juan Pablo Peralta abrió la cuenta a los 15 minutos tras capitalizar un rebote de Burtovoy. Así, Almagro daba el primer paso y descontaba ante su gente. Era protagonista y daba la sensación de que podía dar vuelta la historia.

Y a los 30’ llegó el segundo, merced a un remate cruzado de German Lanaro. ‘El Tricolor’ de Tres de Febrero hacía tablas, y por el desarrollo que el choque tenía hasta entonces, la sensación instalada en el reducto la avenida Alvear era que el tercero maduraría en cualquier momento.

Sin embargo, Brown sacó pecho, acusó recibo del impacto, se ordenó y campeó el vendaval hasta la finalización del primer tiempo. Los dirigidos de Vicó no esperaban irse al descanso con la serie igualada. Mas la historia era esa y ahora había que barajar y dar de nuevo de cara a la segunda mitad.

Y con Fabro y Tridente, Brown estuvo cerca de alcanzar el descuento en esta revancha, pero Almagro también pudo concretar el tercero, algo que se frustró gracias a las certeras intervenciones de Burtovoy.

Fueron 45 minutos infartantes, parejos, disputados… Pero sin goles. “Estaba para cualquiera”, bien pudo haber reflexionado un curtido plateísta de Almagro. “Si lo ganaban ellos también estaba bien, acotó tal vez un integrante de la delegación que acompañó al plantel de Adrogué en su incursión a Villa Raffo.

Llegaron los penales. Burtovoy, como ante en la semifinal ante Platense, en Vicente López, se agrandó en la parada. El elenco del Sur del GBA se encontró dos veces match point en la definición, y la gloria se le escapaba. Hasta que Bortovoy atajó otro penal más y Villamayor convirtió en el último disparo para darle la victoria a Brown. Era 4-3 y ascenso a la B Nacional.

“Se lo merecen estos muchachos porque dieron todo”, alcanzó a decir entre lágrimas un emocionado Vicó que se abrazaba desde el alma con cada uno de sus dirigidos, que escribieron en esa jornada, la página más importante en la historia de Brown.

AUNO-22-06-13
LDC

BROWN ES NACIONAL

Un club de barrio que llegó a la antesala del fútbol grande

Fundado en marzo de 1945 como producto de la fusión de Atlético Adrogué y Nacional, el 'Tricolor’ vive su hora de gloria al arribar por primera vez a la máxima categoría del ascenso del fútbol argentino.

BC

Adrogué, junio 22 (AUNO).- Brown de Adrogué llegó a la Primera B Nacional y por primera vez en su sufrida y humilde historia quedó en la antesala de la máxima categoría del fútbol argentino tras 68 años de transitar con suerte dispar por diferentes categorías del ascenso.

Conducido por Pablo Vicó, que lleva cuatro años sentado en el banco de suplentes y toda una vida dentro de la institución, el 'Tricolor’ se quedó con la última plaza disponible del ascenso tras vencer por penales (4-3) a Almagro, luego de una reñida final, que quedó igualada 2-2 a lo largo de los 180 minutos de disputa.

Atrás queda ahora aquella epopéyica campaña de 2000, cuando se consagró campeón de Pirmera B de la mano de Daniel Raimundo, aunque finalmente no pudo concretar el ascenso al perder la final de Reducido ante el siempre encumbrado Sarmiento de Junín.

Brown, enclavado en el centro de Adrogué, nació el 3 de marzo de 1945 a raíz de la fusión de Atlético Adrogué y Nacional (hoy llamado 9 de Julio) y un mes más tarde se afilió a la Asociación del Fútbol Argentino.

“En el partido de Alte. Brown, siendo la primera hora del día 3 de marzo de 1945 (88º aniversario del fallecimiento del Almirante Guillermo Brown), queda fundado el Club Atlético Brown, para que sea la casa del deporte del Partido y perpetúe nuestra honrosa tradición en el fútbol oficial” reza el acta fundacional de la institución.

Los colores de su camiseta se deben justamente a la fusión de las casacas de ambas instituciones: el celeste por el Club Atlético Adrogué y el rojo y negro, que forman una V por Club Nacional usaba una similar a la del Milan de Italia, que ya había llegado a la Primera División durante el amateurismo.

Brown debutó en Primera C con un triunfo por 5-1 sobre Deportivo Huracán de San Justo en Adrogué -hacía las veces de local en la cancha de Nacional. Luego cayó a la Primera D hasta que en 1952 retornó a la C, donde permaneció durante una década, dado que en 1962 descendió al perder un desempate con Deportivo Riestra en el Gasómetro de la Avenida La Plata.

Apenas un año duró su estadía en la categoría más pequeña del fútbol metropolitano, dado que en 1963 se produjo una reestructuración y por decreto consiguió la vuelta a la C, lugar que no abandonaría hasta 1976.
Otra vez en el sótano, Brown se coronó campeón por primera vez en su historia al adjudicarse el Torneo de Primera D superando por apenas un punto a Juventud Unida. Sin embargo, no pudo afirmarse y en 1982 volvió a perder la categoría.

La revancha llegaría en la temporada 1986/87 cuando se quedó con el octogonal tras imponerse en una recordada final a uno de sus tradicionales rivales, San Martín de Burzaco, aunque en 1988/89 bajó nuevamente a la “D”.

Los vaivenes continuaron en la vida futbolística del 'Tricolor, ya que en 1991 volvió a subir a la C tras imponerse en el octogonal tras una serie de tres partidos contra Fénix.

La vida cambiaría en la temporada 1996/97, cuando llegó a la Primera B Metropolitana por primera vez en su historia luego de ganar el Torneo Clausura, perder la final por el primer ascenso con Berazategui y más tarde adueñarse del Reducido dejando en el camino a General Lamadrid.

Nunca más volvería a la C y hasta se daría el lujo de ganar el mencionado torneo de 2000, con una campaña de 60 puntos producto de 17 victorias, 9 empates y 8 derrotas con 56 goles a favor y 34 en contra.

En los últimos años fue protagonista de la B Metropolitana, pero hasta este sábado 22 de junio nunca había podido llegar a las alturas de la B Nacional. Ahora irá por más gloria, en busca del otrora impensado ascenso a la Primera.

AUNO 22-0613
MFV

BROWN ES NACIONAL

El día que Adrogué se tiñó de celeste, rojo y negro

Los hinchas y los vecinos de la localidad del Sur del Conurbano bonaerense salieron a las calles para festejar el ascenso del club a la Primera B Nacional. Con cánticos y banderas celebraron la epopeya de un equipo que hizo historia.

BAC

Lomas de Zamora, junio 22 (AUNO).- “Ponga huevo y vaya al frente/ que este año le ganamos a Independiente”… Era el canto que se escuchó una y otra vez en las principales calles de Adrogué. Los hinchas de Brown coparon el centro de la localidad, tan sólo minutos después de que el equipo sellara el ascenso a la Primera B Nacional, por primera vez en su historia.

Los colores celeste, negro y rojo tiñeron el paisaje de una ciudad que acompañó el máximo logro alcanzado por su club más popular, que derrotó a Almagro en una emocionante definición por penales.

La esquina de Esteban Adrogué y Macías fue el punto del encuentro espontáneo de los simpatizantes del equipo dirigido por Pablo Vicó.

Bocinazos y silbatos sonaban en las tranquilas calles arboladas. Poco a poco, llegaban pequeños grupos de personas que cantaban y saltaban al ritmo de los típicos bombos y redoblantes, infaltables en el fútbol argentino.

El bullicio alborotaba a aquellos que estaban tomando un café en una pintoresca y tradicional confitería, ubicada en el centro, que terminó embanderada por colores de ‘El Trico’.

Cada vez eran más los que se acercaban a festejar. Los hinchas que estaban en la cancha de Brown, ubicada a unas quince cuadras, se sumaron a los que estaban en esa esquina, que en pocos minutos se llenó de fervor. Niños, mujeres y familias enteras formaban parte de una celebración histórica en el barrio.

Un trapo tricolor, que medía aproximadamente cien metros, se desplegó y tapó a los fanáticos que a pesar de las horas, seguían cantando con el mismo entusiasmo con el que llegaron.

Algunos audaces se subieron a los techos de los comercios y desde la altura agitaron sus banderas. Fue entonces, cuando los empleados de los bares guardaron las mesas ubicadas en las veredas, repletas de vecinos e hinchas.

El sol se escondía, pero el atardecer de Adrogué se iluminó con un camión de bomberos que llegaba a lo lejos. Arriba de la autobomba se encontraban los jugadores, gestores de la hazaña lograda en Villa Raffo, donde Brown se consagró como un equipo de la B Nacional.

Comenzaron las corridas de los hinchas para recibir al equipo que con perfil bajo, y un arduo labor, hizo historia en esa jornada.

En tan sólo unos segundos, el vehículo cargaba a decenas de personas que subieron para saludar a los héroes de la tarde.

Los reconocimientos para el conjunto y su técnico se hacían oír, pero quien tuvo una especial ovación fue el arquero Pablo Burtovoy, que atajó dos penales en la reñida final contra Almagro, y había tapado tres remates en la semi, contra Platense.

El escritor Jorge Luis Borges y el dibujante Caloi fueron parte importante la historia de Adrogué. Ahora, son muchos los vecinos e hinchas que sienten que estos jugadores conducidos por Vicó se ganaron un lugar en ese mismo pedestal que ocupan esos dos grandes artistas. Futbolistas que se metieron en el acervo de una ciudad. No es poco.

AUNO-22-06-13
MBE-LDC

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Telesur

Agencia NAN