theme/images/banner_web300dpi.jpg
LOMAS DE ZAMORA

Una excusa para ayudar a quienes viven en la calle

Los voluntarios de la Fundación Sí! realizan recorridas para llevarles sopa a quienes viven en la calle. Un gesto simple con un objetivo más amplio: que ese alimento sea el pretexto para generar en el otro un incentivo para salir de la calle.

Fundación Sí!

Dos de la tarde del sábado. En la Plaza Grigera de Lomas de Zamora, van y vienen chicos, se prepara un concierto, se venden copos de nieve. A un costado están ellos, los voluntarios que conocen la plaza y sus personajes por las denominadas “Recorridas por el frío”, una actividad que consiste en llevarles sopa a quienes viven en la calle, pero que en el fondo esconde un objetivo mayor: generar un vínculo que permita al voluntario ayudar a salir de la calle a esa persona que acepta el gesto.

El trabajo de acercarse a alguien que posiblemente no dialogue con muchas personas en el día puede ser difícil, ya que están los que no quieren la sopa ni la charla, y los que aceptan todo y piden más. Por eso la consigna ante los nuevos voluntarios es firme: ser fuerte ante algunas situaciones, porque una persona débil no puede ayudar a otra, y no insistir ante quienes no quieren la sopa, ya que podría ser incómodo para aquellos que de por sí ya llevan una vida difícil.

La referente de Sí! Lomas de Zamora, Soledad Grillo, dialogó con Auno-Tercer Sector sobre cómo son las “Recorridas por el Frío” (que llevan adelante desde hace un año) y el objetivo real de ese vaso de sopa que se presenta tan solo como un simple gesto para combatir el frío en los cuerpos.

-Hay un objetivo primario que es el de llevar la sopa, ¿Cómo se dan en el distrito las recorridas?

-En el caso de Lomas de Zamora nos encontramos con gente que en su mayoría está en la calle durante todo el día pero que al menos tiene una casilla para vivir. La idea de llevarles sopa empezó porque en la calle hay gente que en verdad se murió de frío por vivir así, expuesto a bajas temperaturas. Acercarles algo calentito para que tomen hacía que por lo menos sufran menos el frío. Así comienza la recorrida, pero se da en un contexto en el que con el pasar de las visitas vamos construyendo un vínculo en el que una persona comienza a depositar su confianza en algún voluntario en particular. Por esto decimos que la sopa, el jugo o las galletitas son la excusa para poder acercarnos y generar un vínculo que a futuro nos ayude a sacarlos de la calle.

-¿Con qué tipo de situaciones se encuentran?

-A veces nos encontramos con gente que se siente incómoda y que no quiere hablar o recibir ayuda. En esos casos no insistimos porque la idea no es forzar un vínculo. También están los que reciben la ayuda, charlan y nos esperan; o los que creen que estamos para llevarles todo lo que nos piden sin esperar un esfuerzo del otro lado por mejorar y salir de esa situación. Ves de todo. También nos encontramos con distintas historias de vida. Hay gente que vive desde muy chica en la calle, otros que pasaron por situaciones de violencia familiar, por violaciones o que tienen problemas de adicción. También nos encontramos con gente que está en la calle desde hace dos días, que se quedó sin trabajo, que perdió todo lo que tenía y no sabe cómo sobrevivir.

-El voluntariado está dividido por áreas para abarcar las diferentes situaciones. ¿Cómo funcionan ante cada problemática?

-Si bien todos vamos a las recorridas, cada uno trabaja sobre un área, como puede ser salud, adicciones, familia o jubilaciones. Si yo (que trabajo la parte de adicciones) me encuentro con una persona que está enferma, se lo informo al área de salud y ese voluntario durante la semana o durante la siguiente recorrida, pasa por donde estaba esa persona y ve la posibilidad de llevarla a un hospital, se encarga de seguir su estado de salud. Siempre derivamos al espacio pero tenemos en cuenta que el voluntario que generó el contacto y se enteró de la situación, esté con el voluntario del área correspondiente, más que nada por una cuestión de confianza.

-¿Lograron algún contacto con hospitales o con el municipio para atender estos casos urgentes?

-Por el momento con la Municipalidad de Lomas de Zamora no tuvimos ningún tipo de contacto, porque no logramos llegar a alguien que nos pueda ayudar, pero sería importante poder concretar una reunión con alguna autoridad. El caso es distinto en el área de salud, conformada en el voluntariado porque las dos chicas que se encargan de eso lograron hacer contactos en sus lugares de trabajo y, ante la necesidad de un tratamiento o medicación, se puede manejar de otra forma. Lo mismo sucede con el área de jubilaciones, que surgió a partir de la incorporación de una voluntaria que tiene contactos en Anses. Vamos haciendo nuestro trabajo a través de conocer gente, acá la consigna es ir y tocar puertas.

-Con respecto al trabajo a largo plazo, Sí! tiene como objetivo sacar de la calle a esa persona a la que en principio se le dio sopa. ¿Cuál es el camino para llegar a este objetivo?

-Es algo que nos puede llevar dos, tres meses, un año, o hacer todo lo posible y no lograrlo nunca. Sacar a una persona de la calle es el último paso de las recorridas. El primer paso es el contacto mediante la sopa, la generación del vínculo, conocer a la persona, saber si tiene documento, si tiene algún problema de adicciones o de salud para poder tratarlo. Cuando la confianza ya está, cuando vemos que realmente quiere salir de esa situación, lo que hacemos es tratar de conseguirle trabajo. Si lo logramos, la Fundación Sí! le paga el primer mes de pensión y, al segundo, la persona ya cobra su sueldo y puede empezar a mantenerse sola. Si bien es fácil contarlo y difícil llevarlo a la práctica, es algo que se puede lograr. El año pasado en Capital Federal sucedió con aproximadamente treinta personas. En Lomas de Zamora, por ejemplo, tuvimos el caso de la primera persona con la que nos cruzamos en las recorridas, quien por suerte hoy ya no vive en la calle.

-¿Cuál es la sensación cuando esto se logra?

Ese “ya no vive en la calle” es el verdadero objetivo cumplido de la fundación. El logro no es traerle una bolsa de ropa, la idea no es ser un delivery de cosas sino la excusa para acercarse y ayudar. Nos pasa de cruzarnos con gente que no nos habla pero que nos busca para pedirnos cosas. Nosotros tratamos de frenar este tipo de situaciones porque de esa manera no los estás ayudando. Pero para poder entender esto como voluntario tenés que ponerte un poco frío y mirar desde un costado. Un voluntario quebrado no sirve, una persona quebrada no puede ayudar a otra. Para nosotros la gente de la calle son nuestros “amigos de la calle”, no son ni obligación ni carga, ayudamos hasta donde podemos, nos involucramos pero trabajamos desde un costado para recibir respuesta del otro lado.

-Otro proyecto importante próximo a funcionar en Lomas es “Sí, Pueden”, ¿en qué consiste?

-El “Sí Pueden” por lo general funciona en Hogares. Nosotros estamos viendo en qué lugar vamos a hacerlos. Lo que sucede con este proyecto es fantástico porque la idea es invertir los roles, que la persona que en algún momento recibió ayuda también pueda ayudar a otra persona. Que esa persona pueda ayudar a otra hace que se borre como única opción la de recibir, y comience a ver la posibilidad de que ellos también pueden dar, hacer algo por el otro y sentirse útiles. Al igual que con las recorridas, tratamos de generar el vínculo con los chicos de los hogares en los que funciona “Sí, pueden”, que un voluntario que enseñe, por ejemplo, a hacer artesanías, sea también quien dialogue durante la actividad para que ese chico pueda salir al menos por un rato de esa realidad que lo afecta. La base de los talleres es que el voluntario enseñe y que luego quien aprendió, lo aplique y lo difunda, porque quizá en otro lugar haya otra persona que también necesite charlar o aprender algo. Al igual que las recorridas, este proyecto pretende generar vínculos y con ellos la ayuda para que quienes la reciben puedan en algún momento devolverla en otra persona.

sALUD

Se lleva a cabo la Semana de la Vacunación de las Américas

Con esta iniciativa se busca proteger a 44 millones de personas en el continente americano.

vacunado

Lomas de Zamora, abril 22(AUNO).- La Semana de Vacunación de las Américas, es promovida por la Organización Panamericana de la Salud, y tiene como objetivo la inmunización contra la hepatitis B, y busca reducir la incidencia de la enfermedad en adolescentes y adultos.

La iniciativa, que se extenderá hasta el sábado en varias provincias y zonas de frontera con Bolivia y Brasil, busca proteger con esta acción, a 44 millones de personas contra varias enfermedades peligrosas.

La decisión de vacunar por etapas de vida a toda la población, según se informó desde el organismo sanitario, tiene el propósito de eliminar las enfermedades contagiosas por medio de las inmunizaciones y disminuir el riesgo de epidemias nacionales por importación de casos desde otros países.

Bajo el lema “Vacunación: una responsabilidad compartida”, este emprendimiento regional busca movilizar al personal sanitario y los voluntarios de 44 países y territorios para la inmunización, una de las intervenciones de salud pública más importantes y efectivas.

En Argentina, la estrategia está centrada en extender la inmunización contra la hepatitis B, incorporada al Calendario Nacional con tres dosis. Para eso, se vacunará en zonas fronterizas, fábricas, comunidades indígenas y hospitales de diferentes provincias.

Para prevenir esta enfermedad viral que afecta al hígado, el Ministerio de Salud estará presente durante la semana en la zona fronteriza entre Argentina y Bolivia. Vacunará en las localidades de Salvador Mazza (en la provincia de Salta) y Yacuiba (en el departamento boliviano de Tarija).

También llegará a Chaco y Tierra del Fuego, donde autoridades nacionales, provinciales y equipos médicos navegarán hasta el Canal de Beagle para inmunizar a personal de la Gendarmería Nacional, en el límite con Chile.

AUNO-22-04-13-CAS

Bruno Arias cerró festejos por los 104 años de Gerli

Arias, premiado en Cosquín, dialogó con AUNO. Tomaron parte también otras bandas, bailarines, ochenta artesanos y actividad gastronómica, que ofrecieron sus trabajos y comidas típicas de Argentina y de otros países.

Lomas de Zamora, abr 22 (AUNO) – El folclorista Bruno Arias cerró los dos días de fiesta popular realizada por el 104 aniversario de la localidad de Gerli, perteneciente al partido de Lanús, en la Plaza Ricardo Rojas.

La concurrida celebración se realizó el sábado 20 y el domingo 21 a partir del mediodía, y contó con la presencia de músicos, bailarines, ochenta artesanos y actividad gastronómica, que ofrecieron a los vecinos sus trabajos y toda clase de comidas típicas de Argentina y otros países.

La iniciativa fue apoyada por la Cámara de Comercio de Gerli, el Rotari club, la sociedad de fomento de Villa Angélica y otras asociaciones civiles.

El primer día los shows comenzaron alrededor de las 15 horas y se presentó la Suite de Danzas argentinas, la banda de rock Axolote y la agrupación de folklore Brote y Canto.

También estuvieron el cantante de tango y melódicos Silvio Brañas, la banda de jazz Big Bang, el grupo de pop Zaira y cerró Folklore Urbano con la colaboración de los bombos y zapateos del Ballet “Encruzijada”.

En el segundo día los espectáculos comenzaron a las 14 horas y se presentó un cantante de covers, la banda Texas y el grupo Quiero 24, que solamente tocó dos temas por falta de energía.

Luego de solucionar este inconveniente le sucedió la banda de folklore La Trilla, en la que participa el subsecretario de Cultura de Lanús, Martin Allo, quien pidió al público bailar, subir al escenario y tocar los instrumentos en un cálido ambiente de festejo.

Finalmente se disfrutó del cierre con el folclorista Bruno Arias, distinguido como “Consagración” en el Festival de Folclore de Cosquín de este año, y que ya ha participado tres veces en este tipo de fiestas populares.

Arias, en una charla con AUNO, agradeció a la dirección de cultura y al municipio, y destacó humildemente que “podrían haber traído otro artista más famoso, pero apuestan y siguen apostando a traernos a nosotros y eso también es un incentivo para seguir creciendo”.

“La idea es recuperar y transformar lo que eran los desfiles cívico militares de las fechas patrias en fiestas populares para que los vecinos puedan expresarse en un en un espacio de festejo y alegría”, explicó Allo.

En el lugar también se contó con una carpa de Nodo Conurbano Sur, espacio de producción de contenidos para la Televisión Digital Abierta, originado a partir de la ley de servicios de comunicación audiovisual.

Esa carpa se traslada entre las ferias para promover las señales y las productoras locales, y trabajan para que esos canales no sólo se transmitan por aire sino también por señal de cable y digital.

AUNO 22-04-13
MM-FS-HRC

Caso Ferreyra

Historia de un crimen político

El asesinato de Ferreyra desentramó la estructura mafiosa de un sector de la burocracia sindical y tuvo una repercusión social y cultural inesperada.

Lomas de Zamora, abril 20 (AUNO).- El 20 de octubre de 2010, un grupo de trabajadores tercerizados del ferrocarril Roca decidió hacer un corte de vías para reclamar su pase a planta permanente y mejoras salariales; cobraban hasta un tercio de los salarios que recibían los empleados en blanco. En solidaridad con los trabajadores, el Partido Obrero se unió a la protesta, que consistía en ir en “caravana” por las vías del ferrocarril hasta Constitución.

Durante el trayecto, en la estación Irigoyen, de Barracas, los manifestantes fueron intimidados por una “patota” de la Unión Ferroviaria integrada, en parte, por barrabravas de Racing y Defensa y Justicia. Primero fueron atacados a pedradas hasta que, en medio de la emboscada, un hombre identificado a la postre como Cristian Favale, sacó un pistola calibre 38 y disparó a mansalva.

Entre los heridos se encontraron los manifestantes Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y Ariel Pintos, pero Mariano Ferreyra, de 23 años, recibió una balazo en la zona media y murió en brazos de uno de sus compañeros mientras iba camino al hospital.

Al día siguiente, el PO organizó una marcha hasta Constitución en repudio del asesinato, y fue acompañado por decenas de organizaciones políticas y sociales.

Dos días después, Pablo Díaz, el afiliado de la UF que coordinó el ataque, fue detenido, mientras que Cristian Favale se entregó a la policía al día siguiente.

Pedraza, en cambio, fue detenido en febrero de 2011 en su departamento de Puerto Madero, en el que también se hallaron cinco permisos que lo habilitaban para la tenencia de armas. Desde ese entonces, Pedraza aguardó la llegada del juicio oral en la cárcel de Ezeiza, a pesar de que había intentado salir en numerosas ocasiones, ya sea por alteración de pruebas o coimas a la justicia, según consta en una causa paralela que tramita la Justicia.

El asesinato de Ferreyra desentramó la estructura mafiosa de un sector de la burocracia sindical y tuvo una repercusión social y cultural inesperada: desde murales y festivales solidaridarios hasta el astro del Barcelona Lionel Messi vistiendo una camiseta con el nombre de Mariano estampado. También el cantante de Calle 13, René Pérez, pidió “justicia por Mariano” durante la ceremonia de los Grammy 2011.

El hermano de Mariano, Pablo Ferreyra, en una entrevista con AUNO consideró que eso fue “un respaldo enorme”. En su criterio “hay un montón de iniciativas artísticas que salen del ‘ghetto’ de la izquierda. Las propuestas pueden salir del PO, pero siempre termina adhiriendo un montón de gente que no necesariamente adhiere a la línea ideológica del partido”.

“Entonces, lo de Mariano ha trascendido toda barrera ideológica. Los primeros días, cuando ni mi familia ni yo podíamos ser una voz, fue buena suerte que Mariano haya militado en un partido que visibilizó rápidamente lo que pasó e impuso una lectura al hablar de ‘enfretamiento’ y no de ‘ataque’. También visibilizaron algo genial: se rescató el costado militante y humano de Mariano”, relató.

Tras casi ocho meses exactos de juicio, el proceso llegó ayer a su fin. El Tribunal Oral en lo Criminal 21 condenó a 15 años José Pedraza, por haber actuado en “concurso ideal con el delito de homicidio en grado de tentativa en calidad de partícipes necesarios”.

Su segundo en el gremio, Juan Carlos Fernández, recibió una pena similar. Por su parte, Favale y el “Payaso” Sánchez se le dictaron penas de 18 años bajo el cargo de “coautores del homicidio”; es decir que fueron los tiradores. El delegado Pablo Díaz recibió la misma pena pero como partícipe necesario.

El resto de la patota, Jorge Daniel González y Francisco Pipitó fueron condenados a 11 años y Claudio Alcorcel a 8. También, el comisario de la Policía Federal Hugo Ernesto Lompizano, responsable del operativo de seguridad, fue condenado a dos años de prisión al igual que los agentes Luis Alberto Echevarría y Ezequiel Conti.

Los demás policías fueron acusados por “incumplimiento de deber del funcionario público” y “abandono de persona”, por lo que Luis Osvaldo Mansilla y Jorge Raúl Ferreyra recibieron una pena de 10 años de prisión. En tanto, el agente David Villalba deberá pagar una multa de 250 mil pesos, mientras que Rolando César Garay, Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez fueron absueltos.

MP-AFD
AUNO-21-04-12

Condena a José Pedraza

Respaldo y críticas al fallo por el asesinato de Mariano Ferreyra

Para algunos, la sentencia no fue “suficiente”. Para otros, fue “inédita y positiva”. José Pedraza fue condenado a quince años de cárcel por “partícipe necesario” del asesinato. Los ejecutores recibieron 18 años y dos comisarios acusados de liberar la zona, 10. “Hay que seguir peleando porque lo que se cerró fue sólo una etapa”, sostuvo la hermana de Maximiliano Kosteki, Vanina, quien acompañó la vigilia frente a tribunales.

Movilización por Mariano Ferreyra

Lomas de Zamora, abril 20(AUNO).- Dos años y medio pasaron de aquel miércoles en que una protesta de trabajadores se convirtió en un capítulo oscuro de la historia argentina: el asesinato del militante Mariano Ferreyra. Los dos autores materiales del crimen fueron condenados a 18 años de prisión y el principal ideólogo, el gremialista José Pedraza, a 15. Organizaciones políticas y sociales aguardaron con expectativa el fallo contra ellos y los otros 14 procesados. Para algunos, la sentencia no fue “suficiente”, mientras que para otros fue “inédita y positiva”.

Ese 20 de octubre de 2010, ferroviarios tercerizados se manifestaban con la ilusión de que sus reclamos serían escuchados, pero todo culminó de la peor manera. La única respuesta que recibieron fue el ataque de una patota sindical de la Unión Ferroviaria (UF) que, además de la muerte del muchacho de 23 años, dejó varios heridos.

Ese mediodía, que tuvo como escenario las vías del ferrocarril Roca, fue el comienzo de una lucha. La sentencia a 15 años a prisión que se dictó para los entonces dos dirigentes máximos de la UF, José Pedraza y Juan Carlos “Gallego” Fernández, no fueron considerados “suficientes” por los amigos y familiares del muchacho, ya que el pedido fue de cadena perpetua.

Con una vigilia que comenzó a las 19 del día anterior al veredicto, y que duró hasta el fin de la jornada definitoria, cientos de militantes del Partido Obrero (PO) y otras organizaciones sociales se manifestaron en frente a los Tribunales de Comodoro Py, ubicado en el barrio porteño de Retiro. Todos con un grito que explotaba al salir de sus gargantas: “Perpetua para Pedraza”.

Fotos del joven y carteles con inscripciones que pedían “juicio y castigo a los culpables” ilustraron un paisaje que se completó con algunos curiosos que miraban desde las ventanas de los pisos más altos de los Tribunales.

“Es un hecho inédito en la historia de la Justicia argentina que un líder sindical sea condenado por el asesinato de un militante popular”, destacó el abogado Maximiliano Medina, que representó a la familia de Mariano Ferreyra. “Este fallo nos representa de manera positiva”, dijo Pablo Ferreyra, hermano de Mariano. “Ojalá sea una vuelta de página en materia de crímenes políticos”, manifestó Horacio Verbitsky, presidente del CELS.

En cambio, desde las organizaciones que sostuvieron la vigilia manifestaron su disconformidad. “La lucha va a continuar. Vamos a apelar y también vamos a ir por otros que hasta ahora no fueron juzgados. Queremos ir hasta el hueso de esta cuestión”, contó a AUNO Jorge Altamira, dirigente del PO.

Además, recalcó que lo sucedido aquel día entre las estaciones de Avellaneda e Hipólito Yrigoyen, fue un “plan criminal que aplastó la lucha de trabajadores que reclamaban por sus derechos”.

Alrededor de dos cuadras se inundaron con banderas del Partido Obrero, el Partido de los Trabajadores por el Socialismo y otras organizaciones, en una jornada que fue más extensa de lo que se esperaba.

El trecho entre la mañana y el atardecer del día definitorio se hizo largo. Alrededor de las 11, los culpables hicieron su descargo públicamente antes de ser sentenciados, y hasta pasadas las 18, la sala del Tribunal Oral Criminal 21 permaneció desierta.

El escenario plantado en la entrada del edificio contaba con parlantes para oír lo que pasaba adentro y con una pantalla gigante para ver la transmisión. Allí se concentró la manifestación, en especial cuando llegó la hora de escuchar la declaración de Pedraza, quien se encuentra detenido desde febrero de 2011.

La furia llegó a uno de sus máximos niveles cuando el sindicalista ferroviario destacó: “Lamento profundamente que esa bandera de justicia para Mariano se haya transformado en una miserable bandera de perpetua para Pedraza”.

La respuesta inmediata de quienes oían desde la calle al principal acusado de instigar el asesinato del ex estudiante de la UBA fue un grito compulsivo que decía al unísono “asesino”. Al ritmo de los redoblantes y silbatos, al finalizar el turno del ex titular de la UF, sonaba: “Che Pedraza patotero mataste a Mariano, vos matás obreros”.

Pero los cantos que expresaban la bronca acumulada desde octubre de 2010 no cesaron cuando terminó de hablar el primer acusado. Estrofas como “prepará el marrón, prepáralo de una vez” se entonaban cuando fue el momento de Cristian Favale, el barrabrava a quien la Justicia consideró “coautor del homicidio”.

Inmersa en una multitud que no callaba ni descansaba, se encontraba a un costado, Vanina Kosteki, hermana de Maximiliano, uno de los dos jóvenes militantes asesinados en 2002, en lo que fue la “Masacre de Avellaneda” ocurrida en Puente Pueyrredón. La muchacha de anteojos que vestía una remera que pedía “justicia por Mariano”, dijo a AUNO que sentía cierta “identificación” con el caso, lo que la motivó a estar presente en cada una de las instancias.

“Las muertes de Maxi y Mariano fueron distintas, pero en un sentido fueron prácticamente iguales porque actuó una patota, hay encubrimiento del Estado y está implicada la policía”, analizó y a la vez relató que días decisivos de este tipo hace “retroceder la película diez años atrás y volver a empezar”.

Respecto a la condena para los culpables, subrayó que “hay que seguir peleando porque se cerró una etapa, pero no la lucha”. “Esto recién empieza”, advirtió.

Además, acusó al Gobierno nacional y provincial de encubrimiento y aseguró que “siempre tienen responsabilidad: desde el momento que dejan una zona liberada para actuar impunemente hasta llegar a tapar crímenes”.

La jornada que finalizó alrededor de las 21 marcó un antes y un después en la lucha de aquellos que se manifestaron por primera vez el 21 de octubre en Plaza de Mayo, un día después de que Mariano fue asesinado de un balazo por esa patota que arrasó con los trabajadores sin titubear.

A pesar de que el veredicto causó disconformidad en parte de los manifestantes y allegados a Ferreyra, no se produjeron hechos de violencia, algo diferente de lo que sucedió dentro de la sala cuando un grupo de familiares de los oficiales de la Policía Federal imputados interrumpieron la lectura la sentencia con gritos e insultos.

La abogada del PO, Claudia Ferrero advirtió que el partido que ella representa va a apelar debido a que algunos policías fueron absueltos, y las penas fueron menores a lo que se esperaba.

“Los compañeros de Mariano, tanto los que fueron testigos de esa situación como los que formaron parte de toda esta movilización honraron su memoria. Todos juntos llevamos adelante una gran lucha que aún no ha terminado”, sentenció a AUNO Ferrero.

MBE-AFD-EV
AUNO-20-04-13