Carnauva: un poco de música latinoamericana

Al ritmo del reggae “A Don miseria”, Carnauva convocó al sol para calentar una noche que prometía inaugurar el primer frío del año. Envueltos en camperas, desafiaron al clima y regalaron una decena de canciones que recorrieron la música folclórica latinoamericana, desde el Río de la Plata hasta Colombia. Así, los coros del bajista Sergio […]

Al ritmo del reggae “A Don miseria”, Carnauva convocó al sol para calentar una noche que prometía inaugurar el primer frío del año. Envueltos en camperas, desafiaron al clima y regalaron una decena de canciones que recorrieron la música folclórica latinoamericana, desde el Río de la Plata hasta Colombia.

Así, los coros del bajista Sergio Barceló y la quena del vocalista Santiago Lapine le dieron vida a la poética “De todas formas”, de En el mismo lodo (2009), el último disco. Luego, Lapine se frotó las manos para aliviarlas del frío y se calzó el charango para continuar con “En el mismo lodo”, un tema que trata sobre las relaciones cotidianas que se forjan en los barrios del Conurbano.

Mientras tanto, el patio de la casa que alberga a la biblioteca popular comenzaba a llenarse de jóvenes con ganas de mirar más allá de su ombligo. Sentados en sillones improvisados en el piso o en pequeñas mesitas, escucharon atentos la letra de “Bien por vos”, que sirve para representar la propuesta de los organizadores del festival: “Bien por vos que quisiste ver la calle y en ella un millar de penas que la pintan / Bien por vos pretendiendo una mirada que requiera de unidad y respeto a la diversidad”.

Pero también hubo tiempo para saltar de los asientos. “Si hay alguien que quiera bailar una chacarera, este es el momento para hacerlo”, avisó Lapine antes de que Santiago “Cordo” Brie incendiara el bombo legüero en “Tierra adentro”. Y muchos se prendieron (fuego) al baile. Después, se armó la ronda en el carnavalito “4 penas” y todos tararearon “Rubia simpaticona”, ambos de Metamate (2006). Y sí, el frío quedó en el olvido.

Más tarde, la guitarra de Pablo Díaz en “El Cavic” comenzó a cerrar el set de Carnauva, tema que, al cabo de un par de acordes, mutó en la cumbia “El pescador”, del compositor colombiano José Barros. Con el ambiente enardecido, la banda de rock folclórico se despidió con “Al fondo de la red”, una canción uruguaya que popularizó en estas tierras Bersuit Vergarabat. Entonces, a la percusión encabezada por Nico Schimkus se sumaron los chicos y chicas de la comparsa de candombe Guariló. Y la fiesta ya no paró.

SS-AMB-AFD
AUNO-30-04-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>