Cambio de dirección para el Agua Más Trabajo

Dos responsables de la Unidad Ejecutora del programa local fueron removidos de sus cargos. Los trabajadores de las cooperativas los había acusado de “pedidos de coimas, atraso en las obras y en los pagos”. Desde la Municipalidad afirmaron que el relevo se debió a “una cuestión operativa”. Y que se “está realizando un seguimiento” de la situación.

Trabajadores de nueve cooperativas del plan Agua Más Trabajo que se aplica en Almirante Brown denunciaron por “inoperancia y estafas” a los responsables locales de la puesta en marcha de ese programa nacional y lograron que las autoridades municipales los desplazara de sus cargos, aunque con un argumento algo distante de la acusación: “La optimización del área”.

Luego de tres meses de denuncias e intentos de diálogo con la cúpula municipal, los trabajadores del programa en ese distrito concluyeron la semana pasada una reunión con el intendente Darío Giustozzi, en la que se determinó apartar de la dirección al coordinador y contador de la Unidad Ejecutora local, según reveló uno de los coordinadores de los grupos.

De las 11 cooperativas afectadas al programa en Brown, nueve fueron las que se unieron para evidenciar las distintas “irregularidades” que hace meses sufren los trabajadores y que “no eran escuchadas”, informó a esta agencia uno de los coordinadores de las cooperativas, que prefirió reservar su nombre. Además, resaltó que cinco de esos grupos se encuentran sin trabajo asignado.

Las denuncias fueron dirigidas a dos miembros de la Unidad Ejecutora dependiente de la Secretaría de Infraestructura y Planificación de la Municipalidad, David Coronel y Nicolás Linardi. Ambos acusados de que “en nombre del secretario municipal y del jefe de la comuna pedían ‘favores’ a los trabajadores para los materiales de línea. Además, de dinero para los libros contables, documentos que ningún grupo tiene al día”, denunció el empleado.

Y no sólo eso. Según el empleado, “se produjo un notable atraso en las obras y un retardo en los pagos de entre 20 y 45 días”. Al mismo tiempo, se produjeron discrecionalidades operativas, explicó, por ejemplo, “en el contrato (que firmaron las cooperativas) figuraba un maestro mayor de obras que nunca se presentó y se estipulaba que los materiales debían ser manejados por los grupos de trabajo y no por la entidad que los congrega”.

Después de “cinco denuncias presentadas en la Municipalidad y alguna reunión” con la cúpula local, el miércoles pasado los trabajadores fueron recibidos por el intendente, quien “informó que los dos miembros de la Unidad Ejecutora no estaban más al frente del proyecto y prometió normalizar la situación y los pagos lo antes posible”, sintetizó el coordinador, para quien la reunión “fue muy positiva”.

Así, los nuevos responsables del proyecto local son el director general de Hidráulica y Saneamiento municipal, Luis Caruso, y el asesor ejecutivo, Gustavo Genaro, confirmó a AUNO el secretario de Infraestructura, Daniel Bolettieri.

Respecto del motivo de la remoción de los cargos, señaló que “se realiza un seguimiento de los trabajos que se ejecutaron y recién, una vez finalizado el estudio se darán a conocer los resultados”. Esto es incluido en “un sumario administrativo para esclarecer el funcionamiento que hasta la fecha se le dio al área”, agregó.

Si bien con Coronel y Linardi “siempre hubo problemas” —es decir desde que asumieron en diciembre de 2007—, la reacción conjunta de las cooperativas comenzó cuando “de a poco les tocaron el bolsillo a todos”, manifestó Juan, otro empleado que prefirió reservar su apellido. Según su relato, el 5 de junio último tuvieron una reunión con Bolettieri y el secretario de Gabinete y Hacienda, Jorge Herrero Pons, donde les entregaron por escrito las denuncias. Sin embargo, “Bolettieri como jefe de ellos no hizo nada”, lamentó.

A fin de paliar uno de los mayores problemas que conserva el distrito, Agua Más Trabajo fue impulsado en septiembre de 2007 a través del Ministerio de Planificación Federal y la empresa estatal Agua y Saneamiento (AySA). Tiene como objetivo la ampliación de las redes de agua y cloacas, y la creación de las cooperativas que realizan las tareas de zanjeo y colocación de cañerías.

Sin embargo, desde la Municipalidad quieren que “el trabajo sea lo más trasparente posible”, afirmó el secretario. Y para ello la idea es “brindarles la apoyatura técnica y legal para su desarrollo”.

Respecto a la falta de obras, Bolettieri indicó que una vez que se termine al seguimiento “se determinará cuáles son las que están capacitadas para realizar las tareas y se reasignarán nuevos módulos”.

RCI-AFD
AUNO-26-08-09
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>