Bustos, el luchador

El ‘Mencho’ superó una prolongada inactividad por culpa de una seguidilla de lesiones y volvió a ofrecer equilibrio dentro y fuera del campo de juego. Después de dejar picando la posibilidad del retiro en junio, el mediocampista prefirió enfocarse en hacer un buen campeonato con el ‘Taladro’. “En lo personal sufrí muchísimo la lesión, pero es sabido que estamos expuestos a todo eso”, subrayó.

Lomas de Zamora, marzo 30 (AUNO).- Luego de haber estado un año sin jugar a causa de una grave lesión, Maximiliano Bustos volvió a la Primera de Banfield con un gran nivel y con la entrega de siempre. Para sorpresa de muchos, el ‘Mencho’ dejó entrever que en junio colgaría los botines, aunque rápidamente los dirigentes trataron de persuadirlo y anunciaron que le renovarán el contrato para que siga vinculado con el club del Sur del Gran Buenos Aires.

“Ya estoy viejo, tengo 13 años en esto, en las piernas se siente ya. Si de acá a junio estoy para más, ojalá pueda seguir en Banfield… Pero mi cuerpo verá hasta dónde puedo llegar. Yo hablo de lo físico, no hablo de algo personal o de que me quiera ir del club. Yo estoy agradecido a Banfield porque me dio la oportunidad de jugar. Si puedo seguir, seguiré. Dependerá de mi cuerpo”, enfatizó Bustos, pieza clave del equipo que fue campeón, más allá de que la rotura del tendón de Aquiles derecho lo marginó de la recta final en aquel Apertura 2009.

“Ustedes lo ven de afuera. Yo hice sacrificios. A pesar de mis limitaciones siempre hice sacrificios, tienen que entender que trabajé mucho, tuve una lesión complicada y también la siento”, confesó el Mencho, que tras recuperarse de la lesión original debió volver al quirófano por culpa de una periostitis en la tibia de la misma pierna.

El rumor sobre su posible retiro surgió después de que el jugador hablara en una audición radial sobre su futuro inmediato, aunque rápidamente aclaró que sus dichos se habían malinterpretado.

“Eso lo veremos más adelante. Estoy bien en el club, quiero mucho al club, quiero que le vaya bien y mientras este yo acá haré siempre lo mejor. Si tengo la oportunidad de seguir en Banfield, bienvenido será Yo estuve siempre luchándola, lo mío es más limitado, de esfuerzo, así que pensare en el futuro más adelante, siempre pienso más en el presente”, aseguró.

Y profundizó: “Hablé sin necesidad porque tengo diez partidos por delante, ahora pienso en Argentinos. No quiero retirarme antes de jugar el próximo partido”.

Bustos también conversó con AUNO sobre su recuperación y lo que espera para el futuro en este equipo que Sebastián Méndez intenta reconstruir luego de la partida de Julio Falcioni y el grueso de la columna vertebral que dio la vuelta olímpica en 2009.

El 14 de noviembre de 2009 Bustos sufrió la rotura del tendón de Aquiles derecho, a cinco fechas del final del torneo en el que el ‘Taladro’ se consagro campeón. Para colmo, cuando parecía listo para volver a jugar, apareció la periostitis que dilató su regreso.

Así, tras disputar varios partidos en Reserva, el ‘Mencho’ tuvo su esperado regreso a Primera el 19 de noviembre de 2010, un año y cinco días después de lesionarse. Aunque alternó en algunos partidos, el mediocampista puntano era consciente de que debía realizar la pretemporada para sentirse más seguro y alcanzar su mejor nivel.

Disputadas ya seis fechas del Clausura 2011, Bustos volvió a convertirse en el caudillo del mediocampo, cada vez más parecido a ese futbolista batallador que ofrecía equilibrio y luchaba hasta la última pelota en el equipo que se gestaba como campeón.

“Estoy bien, gracias a Dios. Contento de haber vuelto a jugar, pero sigo trabajando. No pensaba regresar así, aunque sé tengo mucho por mejorar. La idea es seguir creciendo a medida que pasen los partidos. El fútbol de hoy no te da tiempo como para ir acomodándote, pero personalmente trato de dar lo mejor”, señaló con humildad, casi sin valorar su buen desempeño en este torneo y con la intención de elevar al máximo su rendimiento.

Bustos inició su carrera futbolística en Vélez Sarsfield, donde debutó en Primera en 2001. En 2008 llegó a Banfield y transita por su tercera temporada con la camiseta albiverde, luego de no darse por vencido cuando la lesión sufrida a finales de 2009 indicaba que su regreso sería complicado.

Con tenacidad, el ‘Mencho’ enfrentó la ardua recuperación, que le demandó no sólo tiempo, sino que también un denodado esfuerzo y mucho sufrimiento.

“En lo personal sufrí muchísimo la lesión, pero es sabido que estamos expuestos a todo eso. Siempre tuve el apoyo de la familia, de gente que siempre estuvo a mi lado. Por eso estoy bien”, subrayó.

Al igual que Víctor López, Bustos es un referente del plantel y un líder silencioso, que no se pone por encima de nadie, minimizando su importancia y al mismo tiempo agigantando su figura.

“Soy uno más, siempre traté de dar lo mejor en donde estuve. Quiero mucho al club y quiero lo mejor, que esté arriba y que sea protagonista del campeonato”, enfatizó.

Más allá de no haberse iniciado futbolísticamente en Banfield, Bustos es uno de los jugadores más identificados con el club, luego de haberse ganado el cariño de los hinchas a fuerza de sudor y sacrificio dentro del campo de juego.

“El afecto de los hinchas lo tuve desde que llegué. Por eso voy a estar eternamente agradecido. Banfield fue el único club que me dio la oportunidad de seguir jugando y eso es más importante que la plata y que un montón de otras cosas”, concluyó.

Bustos volvió. Demostró que toda la fuerza de voluntad que puso en la recuperación está dando frutos y que valió la pena ese sacrificio para volver a estar y ser uno de los emblema del ‘Taladro’. En un equipo que siempre debe ofrecer actitud y entrega, como repite el ‘Gallego’ Méndez, no podía faltar él, un león del mediocampo.

AUNO 30-03-11
FT-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>