Bajó el canje de armas en Lomas de Zamora

Se trata de la iniciativa local enmarcada en el plan nacional de desarme civil. La oficina funcionaba en el Tiro Federal. La versión oficial sostiene que el cierre momentáneo se debió a que menos personas adhirieron a la iniciativa. Otras fuentes esgrimieron razones burocráticas y operativas.

Debido a una merma en la cantidad de armas de uso civil canjeadas en el Tiro Federal de Lomas de Zamora, quedó temporalmente cerrada la oficina de canje que había sido abierta en el distrito para la puesta en marcha del plan de desarme, impulsado por el Gobierno nacional.

Otro elemento de peso para el cierre momentáneo de la sede local fue un aumento en la demanda de personal administrativo y especializado que fue destinado hacia distritos con mayor movimiento de entrega de armas, según fuentes del Registro Nacional de Armas (Renar), encargado de coordinar el plan.

En cambio, otras fueron las explicaciones dadas por uno de los operadores del 0800-3-DESARME que fue consultado por este periodista, a título personal: “Lomas de Zamora no tiene una prensa hidráulica para la destrucción de cierto tipo de armas”, argumentó.

Esta justificación fue rechazada por otras fuentes del Renar, una de cuyas voceras, sin embargo, adujo que el cierre momentáneo de la sede en Lomas de Zamora tuvo origen en “problemas administrativos” y no operativos.

Sin embargo, la coordinadora técnica y logística del Renar, Lucía Gomez Consoli, aclaró a AUNO que las bocas móviles del canje van rotando de acuerdo a los lugares con “mayor demanda de los vecinos” y aseveró que en cualquier momento puede volver a habilitarse en el Tiro de Lomas.

El Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego impulsado por el Gobierno y coordinado por el Renar “continua funcionando normalmente en todo el país”, aclaró la coordinadora, luego de explicar los motivos de la postergación en el distrito: “No me gusta utilizar la palabra suspensión”, enfatizó para aclarar que el plan sigue en marcha “sin ningún problema”, motivo por el cual “continua funcionando normalmente en todo el país”.

El proyecto comenzó el 10 de julio del año pasado con el fin de reducir el circulante de armas en manos de civiles, a partir de entregas voluntarias y anónimas a cambio de un incentivo económico.

El Tiro Federal de Lomas de Zamora fue la sede local de la iniciativa, donde se recibieron 2.567 armas sobre un total de 88.817 a nivel nacional a cambio de cheques que se entregaron —como en todas las sucursales del plan-— a cada portador, que recibió entre 100 y 450 pesos de acuerdo al calibre, la posesión y el registro del arma.

El plan generó la destrucción de armas de fuego más grande de la historia argentina y continuará hasta diciembre de este año. Hasta el momento se recibieron de 88.817 mil armas y aproximadamente 641 mil municiones en las asociaciones de tiro de Núñez, Quilmes y Lomas de Zamora, las delegaciones del Renar y los puestos móviles habilitados.

DER-AFD
AUNO-17-07-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>