theme/images/banner_web300dpi.jpg

Victor Heredia, distinguido en la UNLZ por su aporte a la cultura

Fue en la Facultad de Derecho. Durante el acto, el cantautor de 71 años hizo un repaso por su extensa carrera. “La cultura popular está ahí, hay que acercarse y zambullirse”, destacó.

img_20181128_191747165.jpg

Lomas de Zamora, noviembre 29 (AUNO) – ¿Qué es la trayectoria? Tal vez se podría responder con solo mirar el pelo de Víctor Heredia que desde su primer disco, del año 1968, se volvió blanco sin ningún atisbo del color que lo acompañó a lo largo de Latinoamérica en los años de su juventud. Pero el reconocimiento es más que esas canas, también es reflexionar sobre sus palabras respecto a la identidad nacional, esa a la que los libros de la escuela sólo le guardaban “tres paginitas”.

El cantautor de 71 años fue reconocido en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora por su carrera y contribución a la música y la cultura latinoamericana. El acto fue en el auditorio de la Facultad de Derecho, con la presencia del rector Diego Molea. Además concurrieron estudiantes de todas las demás facultades para rendirle homenaje y escuchar sobre su experiencia.


La identidad fue el puntapié inicial sobre el que se ancló la charla de Heredia, quien aseguró que hay una “mirada tergiversada sobre la historia y sobre los territorios”. Apeló a su paso por la escuela para relatar cómo se configuró en él esa mirada que no tuvo “en cuenta la maravilla de pueblos que no eran tan salvajes, ni tan nómades, ni tan cazadores solamente” sino que tenían una propuesta cultural “extraordinaria”.

“La Argentina debe sentirse orgullosa de sí misma porque no tiene ni indios, ni negros” le había dicho una vez su maestra y a él, el reflejo del espejo le devolvía un indio. Pero tal vez lo que más le impactó fue que en su casa también se reproducía ese discurso que olvidaba las raíces: “Mi madre catarmarqueña, hija de una india capayán, me decía todas las mañanas ‘peinate que así parecés un indio'”. Aquellos pueblos, de los que Heredia es un trozo de historia viva, “ya no querían parecerse a sí mismos”.

description

En su primer disco, Gritando esperanzas, Heredia cantó sobre un mundo que era un arenal sin palomas, ni cantos de paz y para él, ese mundo no dista del actual, es más, considera que esa situación se ha agravado porque “se ha degradado la ética, el derecho y la libertad”. En su análisis no ignora la reunión del G20, que comenzará mañana en Buenos Aires, y entiende que “la ideología apunta a la devastación y a la degradación de la vida humana en beneficio del dios de la economía”.

Heredia no puede evitar recordar sobre la “fugaz” relación que tuvo con el poeta Pablo Neruda de quien tomó sus versos y los musicalizó. Fue en su visita a Chile, en el año 1972, donde lo conoció por sólo 15 minutos. Recuerda que en ese momento le recitó de memoria varios de los poemas, hasta que el escritor le preguntó “¿Y la música?”. Fue en ese momento que el auditorio tuvo el placer de escuchar un poquitito de su voz cuando canta un fragmento de “Cuerpo de mujer”.


La charla cerró con un consejo para les jóvenes que están presentes: “No crean en nada” y agregó: “Si terminaron de leer algo que dice que aquello estaba bien, lean aquello que dice que eso estaba mal” porque en esa comparación está la posibilidad para “discernir y analizar”. Tal vez por eso es que le quedó tan grabada esa única opción que le brindaba la escuela sobre su identidad. Tal vez es por eso que la universidad pública le entregó un reconocimiento a la trayectoria a una figura que no sólo es valorada en la cultura Argentina, sino en toda la de Latinoamérica.

AUNO 29-11-2018
AEB-AFG

Última modificación: 7 de diciembre de 2018 a las 09:23
0
0

Hay 0 comentarios

captcha