theme/images/banner_web300dpi.jpg
Lomas de Zamora

Una marcha para que se cumpla la ley

Organizaciones ambientalistas se movilizarán el próximo sábado a las 14 para exigir la reglamentación que declaró “reserva natural” al predio de Santa Catalina.

Santa Catalina

Lomas de Zamora, agosto 15 (AUNO).- El Movimiento Santa Catalina hará el próximo sábado una movilización para reclamar que el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) haga efectiva la ley que declaró en 2011 a ese predio como reserva natural. Se concentrarán en Juan XXIII y Euskadi a partir de las 14 y marcharán hasta la laguna.

“Planteamos informar a la gente y actualizar a la comunidad sobre este litigio que ya tiene 10 años. Además es una manera de demostrar que nosotros no cruzamos los brazos”, manifestó Alberto de Magistris, docente de la Facultad Agrarias de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ) y presidente de la ong Pilmayqueñ, que junto con los vecinos Autoconvocados en Defensa de Santa Catalina conforman el movimiento ecologista que organizó la actividad del próximo fin de semana.

Desde que la Legislatura provincial sancionó en 2011 la ley que declaró las 730 hectáreas de Santa Catalina como reserva natural, los avances para la reglamentación fueron escasos. En parte porque los dos propietarios de los terrenos, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la empresa Covelia se oponen a la implementación de un plan de manejo del predio y porque el OPDS encaró el proyecto desde 2012 de “una forma muy lenta y sin mucha voluntad”, precisó de Magistris.

El expediente está en la Dirección de Economía y Finanzas de la Provincia, donde se va realizar una evaluación y una valuación de lo que costaría la expropiación del inmueble, tal y como lo estipula la Ley de Reservas provinciales. Aunque otra posibilidad sería un acuerdo de otro tipo, como una exención impositiva para los propietarios de los terrenos.

El conflicto comenzó en 2008 cuando Covelia adquirió 300 hectáreas a la UNLP y comenzó obras de relleno y solidificación que afectaron al humedal. Y aunque el Juzgado Federal de Quilmes, a cargo de Luis Armella, ordenó en 2011 la paralización de las obras, a partir de una medida cautelar presentada por Pilmayqueñ, la recuperación del humedal tampoco avanzó: “Pese a la ley y la medida cautelar, los propietarios siguieron haciendo lo que quisieron”

Aquella resolución estuvo enmarcada en la “causa Mendoza”, en la que Corte Suprema de Justicia ordenó en 2008 la aplicación de un plan integral para la limpieza de la cuenca hídrica Matanza-Riachuelo, ya que la laguna de Santa Catalina pertenece a los humedales del margen sur de dicha cuenca.

En la actualidad, la causa está a cargo del Juzgado Federal 2 de Morón y, según el presidente de Pilmayqueñ, “hay una intención positiva de avanzar con la reserva, existe un respaldo de Acumar (Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo), pero la situación es difícil de resolver porque se reconoció a los dos propietarios”.

Desde la organización siempre esgrimieron que tanto las escrituras de la universidad como de Covelia estaban viciadas de nulidad. En el primer caso porque la consiguió durante la gobernación de facto de Jorge Aguado en 1982, mientras que la empresa obtuvo la escritura en una “escribanía ambulante”.

Otra de las demandas de la movilización es que las autoridades pertinentes, que bajo los “principios precautorios y de no regresión” previstos en la legislación se acuerden acciones preventivas urgentes para que el sector de Santa Catalina que está en manos de la UNLP no siga deteriorándose en sus atributos naturales, educativos, culturales y estéticos.

“Estamos ante el mayor abandono histórico por parte de las autoridades de La Plata. Están a 50 kilómetros y ven al predio sólo como un negocio”, subrayó el docente de Ciencias Agrarias.

Además, le reclaman a OPDS, Acumar y la policía ecológica local resguardar los accesos y límites de la reserva para prevenir daños al ambiente y delitos.

GS-AFD
AUNO-15-08-2018

Última modificación: 27 de agosto de 2018 a las 15:19
0
0

Hay 0 comentarios

captcha