theme/images/banner_web300dpi.jpg

Un proyecto por la igualdad musical

Fecha de publicación: 3 septiembre, 2018

Un movimiento propone una ley de cupo femenino para aplicar a los festivales del país. La Argentina es uno de los países con mayor inequidad en los escenarios.

38923549_268885557258338_7702086842425802752_o.jpg

Lomas de Zamora, septiembre 3 (AUNO).- El movimiento Músicas Argentinas Activas se conformó para apoyar el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Mientras espera los tiempos legislativos para que vuelva a ser tratado, ya emprendió otra iniciativa: una ley de cupo femenino para todos los festivales musicales de la Argentina, uno de los países que presenta mayor desigualdad en los escenarios.

La propuesta es que en cada festival haya un mínimo de 30 por ciento de artistas mujeres, ya sea como solistas o dentro de bandas. Según un informe realizado por el movimiento en base a 41 eventos que se desarrollaron el año pasado en el país, la Argentina tiene la peor representación de mujeres en los escenarios (13,2 por ciento) en comparación con el resto de Latinoamérica. En otros países de la región la media de participación de mujeres alcanza el 30 por ciento.

Celsa Mel Gowland, ideóloga del proyecto, contó a AUNO que surgió en el marco de una mesa-debate en un canal de televisión durante el festejo por el Día de la Música, en enero. “En un bloque discutimos sobre la desigualdad histórica que atraviesa todos los géneros musicales en el país. En el rock es donde se observa la mayor desigualdad, pero también se da en el folklore y otros”, indicó.

En marzo, la artista finalizó su mandato como vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música (Inamu) y decidió encarar la nueva iniciativa. “Convoqué a colegas de todas las edades y lugares para armar una mesa de trabajo y les compartí la fundamentación que tenía para la propuesta”, precisó. El proyecto será presentado por la senadora del Frente para la Victoria-PJ por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti. La norma está casi lista y la cantante confía en que pueda ser tratada este año.

Que el proyecto surja en estos momentos no es una casualidad. Para Mel Gowland, antes las artistas no eran “conscientes de esa discriminación”, al igual que ocurría con “muchas otras desigualdades y conductas patriarcales, que estaban naturalizadas”. Remarcó que la escasa presencia de mujeres en los escenarios “no es una cuestión de talento, sino de discriminación laboral”.

Con más de 30 años de carrera, la cantante afirmó que existen “algunas zonceras” sobre las músicas, “basadas en preconceptos y prejuicios, como que las mujeres no venden, cosa que no es verdad”.

description

El análisis de los festivales demostró que en algunos ni siquiera hubo presencia femenina. El incumplimiento del artículo 65 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual agrava el panorama. Es el que establece que las radios deben programar un 30 por ciento de música nacional y que, de ese porcentaje, la mitad tiene que ser independiente. “Admiramos a Natalia Lafourcade, pero no conocemos a una figura nacional similar”, dio a entender Mel Gowland.

Por otra parte, reconoció que el cupo no es una solución ideal. Pero, según ella, su eficacia quedó demostrada en el ámbito político, a partir de la ley que desde 2017 obliga a los partidos a intercalar varones y mujeres en las listas legislativas. Sostuvo que con una “discriminación positiva, pidiendo 30 por ciento en los festivales, se va dar un gran avance en la profesionalización”.

Para la cantante de Eruca Sativa, Lula Bertoldi, el problema no es, tampoco, la falta de talento. Postuló que es notoria “la falta de propuestas con mujeres y de mujeres, no porque falten, sino porque no son elegidas para darles visibilidad”. Esto es lo que el movimiento trata de revertir con el proyecto.

El último disco de Eruca Sativa, Barro y Fauna, estuvo nominado al Grammy Latino 2017 y obtuvo tres premios Gardel. Terminó de consolidar al power trío como una banda preponderante del rock nacional. Con composición mayoritaria de mujeres, logró superar el prejuicio de que “una música intensa o fuerte” es exclusivamente cosa de hombres, además de triunfar en “un género machista”.

Para la cantante, los prejuicios “no son exclusivos del rock, se dan en todos los ámbitos”. “Se suele desmerecer la carrera y el esfuerzo de la mujer. La típica desacreditación es de índole sexual, el más bajo de los prejuicios: que se llega a un lugar por arrodillarse”, ejemplificó.

Aunque lamentó que no se haya aprobado el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Lula se mostró esperanzada por “el momento histórico” que se está viviendo. “Daremos paso a una nueva generación mucho más feminista e inclusiva”, afirmó.

Andrea Alvarez, otra de las integrantes del movimiento, dijo que apoya “todo lo que tenga que ver con el posicionamiento de lo femenino” y subrayó que el empoderamiento de las mujeres en el ámbito musical “es de hoy, ni siquiera del año pasado”. “Fue un trabajo de muchos años, pero recién este se destapó. Hasta hace muy poco, más allá de casos aislados, no se hablaba de feminismo o aborto en la música”, concluyó.

“Históricamente la mujer siempre estuvo un escalón abajo del varón: Rosetta Tharpe era la reina del rock, pero Chuck Berry después la tapó. También está el caso de Viola Smith, una baterista de más de 100 años (105) a la que nadie nombra, aunque supere en calidad a los hombres”, graficó.

En julio, 70 músicas se reunieron en el Club Atlético Fernández Fierro para una firma colectiva en apoyo al proyecto. Ahora se está desarrollando una campaña de adhesión digital en todo el país para quienes deseen acompañar la propuesta, como conservatorios, escuelas de música, universidades y artistas.

Otras iniciativas

La iniciativa de las músicas no es un hecho aislado. Todo el ámbito cultural está atravesado por la lucha femenina. Una ley para la paridad de género en el teatro y el fomento de la profesionalización de la mujer en el cine son otros proyectos que ganan impulso.

La legisladora porteña de Unidad Ciudadana Andrea Conde presentó un proyecto que busca garantizar la igualdad de oportunidades para todos los géneros en todas las áreas de trabajo del Complejo Teatral de Buenos Aires.

El movimiento Acción, conformado por más de 400 mujeres pertenecientes a diversas agrupaciones, solicitó al Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales que tome medidas para “el crecimiento sostenido de la inserción de las mujeres dentro de la industria”.

AUNO-03-09-2018
GS-MDY

Última modificación: 11 de septiembre de 2018 a las 07:35
0
0

Hay 0 comentarios

captcha