Agencia Universitaria de Noticias y Opinión

http://auno.org.ar

LANÚS

"Fue un caso muy grave de violación a los derechos humanos"

Así definió Juan Grabois, referente nacional de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, a la irrupción policial en el merendero Cartoneritos, de Villa Caraza. El asesor del Vaticano en la Argentina responsabilizó al secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, y al Gobierno.

Por Eugenia Muzio

Lomas de Zamora, marzo 31 (AUNO).- El referente nacional de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois criticó con dureza al secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, y al Gobierno por la violenta irrupción policial de ayer al merendero Cartoneritos, del barrio de Villa Caraza, que calificó como “un caso muy grave de crímenes de Estado y violación a los derechos humanos”.

Anoche, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) denunció que miembros de la Policía Local, comandados por Kravetz, ingresaron al comedor alrededor de las 19. No sólo tiraron gas pimienta y dispararon balas de goma que hirieron a los nueve chicos que estaban presentes, sino que también secuestraron y torturaron a dos personas. Un menor de 17 años y otro de 24.

En diálogo con AUNO, Grabois detalló el horror: “Los llevaron en patrulleros distintos en un vía crucis por los lugares más oscuros de Lanús y Lomas de Zamora. Los iban bajando en distintos puntos para pegarles de manera brutal. Luego los llevaron hacia un lugar cerca de la comisaría 9ª, subieron las ventanillas de los autos, les tiraron gas pimienta y los dejaron suplicando que abran las ventanas durante una hora y media para que se asfixien”.

Estas son las primeras escenas de la represión en el merendero Cartoneritos, con los balazos y los gritos de los vecinos:

Durante cuatro horas los chicos permanecieron desaparecidos. Luego de la intervención de la vicepresidenta Gabriela Michetti los mismos policías que los torturaron los llevaron al Cuerpo Médico Forense de Quilmes donde fueron rescatados, detalló del dirigente.

Según la versión municipal, la Policía estaba haciendo un operativo habitual en la cuadra donde está ubicado Cartoneritos, cuando identificó al conductor de un Falcon rojo, quien tenía un pedido de captura por homicidio. Cuando lo interceptaron el hombre escapó y los efectivos lo siguieron hasta el merendero.

El asesor del Vaticano en la Argentina cuestionó fuertemente el relato oficial: “Es una mentira de principio a fin. No hubo persecución, delincuente ni policía prófugo. Esa persona es un trabajador de una cooperativa que no tiene ningún pedido de captura y está libre”.

Acá, el testimonio de la cocinera, que mostró los cartuchos que quedaron dentro del comedor:

En los últimos meses ocurrieron graves episodios de violencia institucional, como la represión en la marcha del Día de la Mujer o la detención de una militante de La Poderosa por filmar a uniformados llevándose a un menor en un patrullero.

El representante de CTEP apuntó a la “fragmentación de las fuerzas”, al indicar que “no existe una línea clara del Gobierno respecto a cómo abordar la conflictividad social y cómo establecer el vínculo con las organizaciones sociales que nos oponemos a la política socioeconómica de Cambiemos”.

Al tiempo que agregó que “hay un ala que quiere hacerlo a través de la represión, otra que plantea mecanismos más democráticos y en el medio hay un gran caos que fragmenta a las fuerzas de seguridad y hacen lo que se les canta”.

Consideró que “unos se pasan más que otros” y que tanto “los casos de violencia institucional como parainstitucional generan en el territorio un clima de conflictividad muy alto”.

Quien se llevó el mayor repudio por parte de Grabois fue el secretario de seguridad de Lanús ya que, según Grabois, fue quien inició el operativo. “No puedo asegurar que Kravetz los mandó a torturar, pero sí que al momento del secuestro no garantizó sus derechos elementales. Los pibes están destruidos físicamente”, subrayó.

—¿Continuarán los hechos de violencia?
—Hasta que el Gobierno baje una línea clara de que el conflicto social se aborda con diálogo y no con represión y que las organizaciones sociales son parte integrante de la comunidad y no enemigos del Estado. Va a seguir habiendo margen para que un montón de actores como Kravetz, que tiene el manejo de efectivos armados, sigan haciendo la suya.

AUNO-31-03-2017
MEM-MDY-AFG

Última modificación: 7 de abril de 2017 a las 15:01
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Telesur

Agencia NAN