theme/images/banner_web300dpi.jpg
LLAVALLOL

Trabajadores de Canale levantan el acampe y continúan la lucha puertas adentro

Fecha de publicación: 10 marzo, 2019

Los trabajadores despedidos de la metalúrgica de Llavallol culminarán, después de más de 130 días, el acampe frente a la fábrica por considerar que “se cumplieron la mayoría de los objetivos”. Ingresarán al predio de la empresa a partir de este lunes.

Trabajadores de Canale


Cumplidos más de 130 días de acampe, los trabajadores de Canale decidieron por unanimidad en asamblea levantar la permanencia pacífica para continuar con la lucha puertas adentro con el propósito de conformar una cooperativa. Desde el lunes, los obreros rotarán en turnos de cuatro horas para cumplir un plan integral de mantenimiento de las máquinas a la espera de la resolución de la Justicia.

Acompañados por las familias, referentes sindicales, colegas metalúrgicos y trabajadores en situaciones similares —como los de las compañías Stockl o Siam—, los empleados despedidos de la fábrica de latas de conserva de Llavallol anunciaron la novedad con un duro discurso del delegado Nicolás Macchi. “Me preocupa que en estos tres años de Gobierno no se hayan tomado medidas contundentes para frenar esta ola de despidos”, manifestó.

Gracias a la solidaridad de los vecinos y de artistas, los ingresos de una parrilla improvisada con venta al público y los aportes hacia el fondo de lucha por parte de funcionarios, dirigentes políticos, organizaciones gremiales y sociales, los trabajadores de Canale lograron mantener la resistencia ante los despidos masivos. Además, los damnificados ofrecen sus oficios a la comunidad como otra fuente de dinero.

El objetivo final es retomar la actividad en la la fábrica como cooperativa. Canale ya cuenta con certificación de Cooperativa Cootramed y los trabajadores consiguieron la potestad sobre la custodia de los bienes del predio, ubicado en Libres del Sur 19 en Lomas de Zamora. Resta el fallo del Juzgado Comercial 2 de Catamarca, a cargo de Rivera Costa.

En diálogo con AUNO, el representante de los trabajadores explicó que el retiro del acampe responde al “cumplimiento de una etapa” y aclaró: “No es que estamos festejando antes de tiempo, sino que creemos que es un ciclo que ya terminó”. Para Macchi la permanencia pacífica sin interrupción significó “un sacrificio” y, si bien los obreros están preparados para seguir, creen que “no es necesario porque se cumplieron la mayoría de los objetivos”.

description

El acampe comenzó la noche del 29 de octubre del año pasado cuando llegaron los telegramas de despido para todo el personal, 86 empleados. Desde entonces los trabajadores permanecieron en la puerta de la fábrica las 24 horas con el fin de recuperar los puestos laborales y exigir el pago de la deuda salarial de cuatro meses y las indemnizaciones.

“El trabajo dignifica, acá vamos a seguir trabajando, de acá no nos mueve nadie”, resaltó Macchi en un discurso que repasó la situación de la histórica fábrica en los últimos veinte años. Asimismo hizo una mención especial a las trabajadoras y esposas de los empleados por el acompañamiento, de lo contrario “la lucha es por la mitad”.

De la jornada participaron representantes de las delegaciones regionales de la CTA de los Trabajadores, ATE, CICOP, referentes del PJ, el diputado provincial Miguel Funes, la concejala lomense Fabiana Alfaya, y el delegado de Llavallol Norte, Juan Zamorano.

La gran ausente del día y durante todo el conflicto fue la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). El gremio que nuclea la actividad metalúrgica no acompañó la problemática en Canale. “Nos dejaron solos”, reclamó Macchi en su discurso.

Canale funciona en Llavallol desde hace 80 años. En sus orígenes se encargaba de la producción de las conservas, luego se dedicó sólo a la fabricación del envase.

La flexibilización laboral comienza en 2001 con la compra de la empresa por parte de Camilo Carballo. Empiezan los retiros voluntarios, congelamiento de salarios, suspensiones y despidos sin justificación y hasta la declaración de un concurso preventivo de crisis sin efecto.

Las medidas de fuerza por parte de los empleados fueron lanzadas en septiembre de 2016 con la primera asamblea y un plan de lucha de resistencia. En 2018 se intensificaron los atrasos en el pago del salario por parte de la patronal y en septiembre concretaron las desvinculaciones del personal de la planta.

AUNO-10-03-19
AB-SAM

Última modificación: 17 de marzo de 2019 a las 12:44
0
0

Hay 0 comentarios

captcha