theme/images/banner_web300dpi.jpg

Tejidos para transplantes, desde el Garrahan hacia México

Fecha de publicación: 17 diciembre, 2002

Por primera vez en el país, tejidos arteriales humanos criopreservados para transplante, procesados en el Banco de Homoinjertos Válvulo Arteriales del Hospital de Pediatría Juan Garrahan, fueron enviados a México .

Por Carlos Santana

(AUNO*).- Los médicos de hospitales públicos continúan perfeccionando sus técnicas profesionales a pesar de la crisis que atraviesa el sector. Una prueba de este avance es el reciente envío a México de tejidos arteriales humanos criopreservados para transplante, los que fueron procesados en el Banco de Homoinjertos Válvulo Arteriales del Hospital de Pediatría porteño Juan Garrahan.

Este hecho, que se produce por primera vez en el país, tuvo como beneficiario al Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital General de México, quien recibió el envío solidario de dos arterias aórticas que habían sido procesadas y criopreservadas (congeladas) en el centro asistencial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los homoinjertos, según comentaron voceros de esa institución, son “estructuras, válvulas y arterias, rescatadas de corazones donados que no fueron aptos para trasplante”. A estos tejidos se los procesa “de acuerdo a protocolos y controles de calidad muy estrictos para luego ser congelados a 140º bajo cero, con lo que se logra que mantengan su vitalidad por más de diez años”.

En la Argentina, el operativo fue coordinado por el director médico del Banco de Homoinjertos, Horacio Vogelfang, quien contó con la intervención del INCUCAI para autorizar el egreso de tejidos humanos hacia otro país. En tanto, en el país receptor, actuó el cirujano cardiovascular del Hospital General de México, Gerardo Serrano Gallardo y la Dirección General del Centro Nacional de Trasplantes, de la Subsecretaría de Innovación y Calidad local.

En cuanto a la cirugía en el país azteca, se comunicó que fue necesario asegurar durante el operativo la cadena de frío de las arterias aórticas, lo que posibilitó que se pueda reconstruir el órgano, en la operación que finalmente se concretó en el Distrito Federal, el 4 de este mes.

El paciente receptor es un hombre de 57 años, de escasos recursos económicos, quien llegó a la intervención con diagnóstico de aneurisma de arteria femoral de 16 centímetros, una deformación de la pared arterial que produce dilatación con peligro de estallido que, en ese caso, podría provocar severas hemorragias.

Serrano Gallardo señaló que “los tejidos se adaptaron perfectamente a los del receptor, quien se encuentra evolucionado satisfactoriamente”, y destacó “la calidad de los homoinjertos argentinos y la prontitud y el cuidado con que fueron enviados”.

Por otra parte, se informó que el Banco de Homoinjertos lleva procesados más de 500 corazones de donantes cadavéricos, de los cuales se recuperaron 1200 válvulas y arterias que se trasplantan en instituciones públicas y privadas de nuestro país, en pacientes de todas las edades.

El Hospital Garrahan, que es un establecimiento público de alta y mediana complejidad pediátrica, atiende anualmente alrededor de 320.000 consultas ambulatorias, produce unos 16.000 egresos de internación, y más de 8.500 pacientes son intervenidos quirúrgicamente, entre ellos 600 por cirugías cardiovasculares.

También es centro de trasplantes y, además del banco de homoinjertos, ha desarrollado el banco de membrana amniótica y el banco de sangre de cordón umbilical de donantes familiares.

*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión Universidad Nacional de Lomas de Zamora. AUNO 13-12-02 CAS mar

Última modificación: 17 de diciembre de 2002 a las 09:49
0
0

Hay 0 comentarios

captcha