theme/images/banner_web300dpi.jpg

#SomosTélam: jornada de lucha contra los despidos

Fecha de publicación: 2 agosto, 2018

Los trabajadores realizaron 357 actos en simultáneo en todo el país para visualizar la ola de despidos. Hubo radios abiertas y distribución de periódicos en diversos puntos del conurbano, como Lomas de Zamora, Lanús y La Matanza.

Telam


Lomas de Zamora, agosto 2 (AUNO).– Trabajadores despedidos de la agencia de noticias Télam realizaron una jornada nacional de lucha, que incluyó distribución de periódicos, mesas y radios abiertas, con el objetivo de “visibilizar” el reclamo y remarcar la importancia de ese medio público para “garantizar el acceso a la información a nivel federal”. En Lomas de Zamora, los trabajadores entregaron volantes y charlaron con los vecinos sobre la lucha por sus fuentes de trabajo en la esquina de Laprida y Meeks, como parte de las 357 actividades en simultáneo para difundir la “crisis de los medios públicos y la ola de despidos”.

Las mesas, realizadas entre las 10 y las 13, formaron parte de la jornada “Un Grito Nacional por Télam”, convocada por los trabajadores, la Comisión Gremial Interna de la agencia, el Sindicado de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y la Mesa Nacional de Prensa.

Los trabajadores repartieron diarios gratuitos, realizados junto a SiPreBA, que invitaban a los vecinos lomenses a conocer puntos determinantes de esta lucha: qué es Télam, qué funciones cumple, cuán determinante es en la sociedad, quienes fueron las víctimas de los despidos masivos y cómo puede cambiar su vida con “una agencia débil e inoperativa”.


El conflicto gremial comenzó el 26 de junio cuando la empresa envió telegramas de despidos a 357 trabajadores con entre cinco y 33 años de antigüedad en el medio, y esa misma semana les fue depositado la indemnización en su cuenta bancaria. Por otra parte mandó al resto de los trabajadores un correo institucional de bienvenida a “la nueva agencia Télam” que indicaba su permanencia en ese puesto de trabajo.

Los sindicatos de prensa, a partir de esa situación, realizaron una asamblea donde se dispuso un paro de actividades desde ese momento ya que la empresa no se manifestó “a decir cuántos eran los despedidos y el por qué” de los mismos.

Romina Astorquizaga Blanco, trabajadora despedida de Télam, contó en diálogo con AUNO que ellos siguen yendo a sus puestos de trabajo y sus compañeros no despedidos se solidarizaron con su situación porque “saben que, así como esta, la empresa es inoperativa”.

El presidente de la agencia, Rodolfo Pousá, justificó la decisión ante la prensa, al señalar que los trabajadores estaban “ideologizados” y que “los jefes de cada sección habían hecho exhaustivos análisis del personal” para determinar la cantidad de despidos. Sin embargo, Pousá “nunca se presentó para dar alguna explicación”, por lo cual “nos quedamos a dormir en las dos sedes de la agencia (en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) porque no hay directivos que vayan a trabajar desde el 26 de junio”, aclaró la periodista del área audiovisual.


No sobra nadie

Un total de 357 empleados fueron despedidos de una planta de 870 trabajadores que, junto a 24 corresponsalías nacionales y 6 internacionales, hoy se encuentra inoperativa ante “el desguace implementado por las autoridades del gobierno nacional”.

Télam es un medio público que brinda información de alcance nacional e internacional a sus abonados; y a través de las corresponsalías puede informar sobre hechos que otros medios no tienen alcance. “Hay gente que no sabe que el derecho a la información está garantizado por nuestra Constitución Nacional, la agencia de noticias no fue creada para tener ingresos ni para que de pérdidas al Estado, está pensada para garantizar la información”, reflexionó la trabajadora.

Sobre las corresponsalías señaló: “Cerrarlas implica que las provincias no tengan voz, además de que el federalismo y el pluralismo que se pregona desde la empresa no pueda ser posible con la cantidad de personal que quedó adentro”.

Astorquizaga Blanco es estudiante de Periodismo en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y estaba por cumplir seis años de trabajo en lo que era su segundo trabajo como comunicadora. “Trabajé en el sector audiovisual. Un sector nuevo que tiene apenas 10 años en la agencia. Era el sector que más crecía adentro de la empresa por el auge de la tecnología”, manifestó con orgullo.

Lo abrupto de esta medida generó bronca, porque junto a sus compañeros recibían capacitaciones, premios y halagos por parte de sus jefes a raíz del trabajo realizado en los últimos dos años. “Después de haber estado tanto tiempo en un lugar de trabajo una quiere a sus compañeros, quiere al lugar y a lo que representa Télam. Por eso, ver que está pasando esto, que la están desguazando, haciéndola inoperativa, te duele y te genera mucha tristeza”.

En 2004 solo se brindaba material fotográfico y cables periodísticos mientras que
en 2018 se ofrecen fotografías, noticias, videos, podcasts, programas de radio en vivo, transmisiones en streaming a través de YouTube, infografías y un archivo fotográfico/periodístico digital que contiene más de 70 años de historia. Una multiplicidad de servicios que justifican el aumento del personal en los últimos 15 años, contó la comunicadora.

“Es por eso que somos tantos, es por eso que tenemos que seguir siendo tantos. Porque la agencia creció, como creció el mundo”, finalizó.


AUNO-02-8-18
CSD-SAM

Última modificación: 7 de agosto de 2018 a las 08:53
0
0

Hay 0 comentarios

captcha