theme/images/banner_web300dpi.jpg
ABORTO LEGAL

#SeráLey: el rechazo del Senado no detuvo a la marea verde

Fecha de publicación: 9 agosto, 2018

El Senado rechazó el proyecto que buscaba la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Miles de mujeres reclamaron por el aborto legal bajo la lluvia. La vigilia duró 18 horas.

aborto


“Va a ser ley, va a ser ley”. El grito de una marea de un millón y medio de pañuelos verdes se escuchó fuerte en la calle a pesar del rechazo del Senado al proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. La decisión no desalentó a las miles de mujeres que hicieron vigilia durante 18 horas en las inmediaciones del Congreso Nacional. Están convencidas de que la sanción de la ley es una cuestión de lucha cotidiana: “Sigamos en la calle hasta que sea ley”, afirmaban bajo la lluvia.

Los senadores rechazaron la madrugada del jueves con 38 votos negativos, 31 afirmativos y 2 abstenciones el proyecto para legalizar el aborto hasta la semana 14. El proyecto no podrá ser tratado este año, por lo que recién tendrá chances de regresar al recinto en 2019.

Los legisladores podrán volver a discutir la despenalización del aborto en el tratamiento de la reforma del Código Penal, que será presentada el próximo 21 de agosto. El anteproyecto contempla que en los casos de interrupción del embarazo no se le va a aplicar una sanción penal a la mujer. Sin embargo, “sigue siendo delito, está en el artículo 86 y 88 del código penal, pero tiene una posibilidad de excepción que va a aplicar el juez en cada caso concreto”, explicó el presidente de la Comisión de Reforma del Código Penal, Mariano Borinsky.

La jornada de vigilia había comenzado muy temprano. Y horas más tarde, todo era verde a pesar de la lluvia y el frío. A lo largo del día las activistas de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito ofrecieron talleres, charlas, espectáculos musicales, arte callejero y conversatorios. Hablaron del tratamiento del feminismo en los medios de comunicación, la práctica segura del aborto y la expansión del movimiento por toda América Latina, entre otros temas.

También abrazaron a las que decidieron abortar y pueden contarlo y reivindicaron la voz de aquellas que fallecieron ante una sociedad que mira para otro lado. Con cada una de las acciones buscaron desenmascarar la hipocresía, esa que abrigó el Senado al tomar su decisión: lxs pibxs abortan, más allá de toda legislación. Y muchxs mueren en la clandestinidad.

Horas antes de la votación, la Campaña criticó, en conferencia de prensa, que “tener que escuchar ciertas barbaridades” por parte de los senadores y senadores era “totalmente irresponsable”. “Es un retroceso. El día histórico que vivimos hoy les tiene que explotar en la cara”, destacaron.

“Hemos sufrido durante toda la semana distintas operaciones en pos de una estrategia para desmotivarnos. Ante los dichos de Michetti (quien había recomendado acelerar la votación por ‘cuestiones de seguridad’), le decimos que tenemos trece años de historia y movilización pacífica, hoy no será la excepción. Sigamos de fiesta, sigamos en la calle, sigamos en campaña hasta que sea ley”, alentaron.

description

“Desperdiciaron una oportunidad histórica”

“El país dejó pasar una oportunidad histórica de convertirse en un ejemplo para la región. Es un retroceso imperdonable”, criticó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI).

Por su parte, la directora ejecutiva de AI Argentina, Mariela Belski, aseguró que los legisladores “decidieron consensuar un sistema que insta a las mujeres, niñas y personas con capacidad de gestar a someterse a abortos clandestinos e inseguros” y que esta decisión “no hace más que perpetuar el círculo de violencia que se ejerce” hacia estas personas.

“El Poder Ejecutivo había dado una señal al abrir el debate. El Poder Legislativo no ha estado a la altura de las circunstancias”, juzgó Belski.

Según AI, en los últimos 30 años más de tres mil mujeres perdieron la vida y otras 49 mil pusieron año a año en riesgo su salud y sus vidas. “La comunidad internacional ha observado a Argentina en varias oportunidades y llamó a modificar su legislación por ser contraria a los derechos humanos de las mujeres y niñas”, sostuvo.


Por su parte, la Fundación Huésped aseguró que el aborto legal, seguro y gratuito es “una deuda de la democracia” y que “es un eterno pendiente de nuestra salud pública”. “Como toda deuda, pronto la saldaremos. Porque es un derecho”, sostuvo.

“Hasta que el proyecto de legalización del aborto se apruebe en el Congreso, seguiremos trabajando para que el Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo se aplique en cada provincia del país, para que la Educación Sexual Integral se incorpore en todos los niveles de todas las escuelas, para que los métodos anticonceptivos estén disponibles para cada persona que los solicite”, confiaron.

Y destacaron la “marea verde arrasa y nos transforma”. “Seguiremos alzando la voz por cada mujer que se ve obligada a abortar en la clandestinidad. Por cada mujer internada por complicaciones derivadas de un aborto inseguro. Por cada muerte evitable”, indicó.


La marea de pañuelos verdes se elevó una vez más, como lo seguirá haciendo en cuanta oportunidad sea necesaria. “Va ser ley, va ser ley, va ser ley”, gritaron lxs pibxs ante los dinosaurios.

AUNO-09-08-18
MB-SAM

Última modificación: 13 de septiembre de 2018 a las 17:21
0
0

Hay 0 comentarios

captcha