theme/images/banner_web300dpi.jpg
Esteban Echeverria

Reclamo de trabajadores de la salud frente al municipio

Fecha de publicación: 17 julio, 2013

Mientras los manifestantes aseguran que el Hospital Santamarina “se está convirtiendo en una unidad sanitaria” por “deficiencias de infraestructura y falta de insumos” y denuncian represalias, desde la Municipalidad dicen que “los grupos que reclaman no son representativos del personal” y que el hospital “tiene el triple de insumos de los que necesita para funcionar”.

Monte Grande, julio 17 (AUNO).- Trabajadores de la salud de Hospital Ramón Santamarina se manifestaron frente a la Municipalidad de Esteban Echeverría para reclamar por “deficiencias en quirófanos, ambulancias e insumos” en ese centro asistencial, en tanto que desde la comuna rechazaron las acusaciones y atribuyeron la protesta a “las auditorías internas que el municipio realiza en el hospital”.

Médicos, enfermeros y personal de maestranza del único hospital público del distrito llegaron cerca de las 9 a la plaza Mitre, donde colgaron pasacalles y montaron una carpa de consulta médica gratuita para los vecinos.

“El único hospital que tienen los 300 mil vecinos de Echeverría se está transformando en una unidad sanitaria que sólo puede atender la emergencia más común”, aseguró a AUNO el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de la comuna, Adrián Gouín.

Gouín aseguró que en el hospital “sólo funciona un quirófano, no hay servicio de ginecología, se está por perder la terapia intensiva y no se puede diagnosticar si un tumor es maligno o benigno por la falta de aparatos de diagnóstico”.

El dirigente aseguró que quien vaya a atenderse “se va a encontrar con un hospital sucio, sin personal, sin insumos para estudios y en caso de que se tenga que operar, tendrá que esperar que no llueva porque el quirófano tiene filtraciones” y atribuyó el estado del hospital a “la política de ajuste en la salud llevada adelante por el intendente (Fernando) Gray”.

Por su parte, el jefe de Terapia Intensiva, Gabriel Román, se quejó de que “a pesar de haber hablado con el director del hospital, el secretario de Salud comunal y el secretario de Gobierno, nadie respondió porque decían que el único que podía decidir sobre el hospital era el intendente”.

Sin embargo, Román aseguró que “hace más de cuatro años que Gray no recibe a los trabajadores y denunció que cuando los trabajadores se organizan para reclamar, desde la municipalidad ”se hacen sumarios truchos, se cesantea al personal que se moviliza y se descuentan todos los días de paro aún cuando la Provincia resolvió no descontar las jornadas de huelga”.

Asimismo, Román advirtió que “en terapia intensiva están habilitadas cinco de las ocho camas y funcionan tres de los nueve respiradores” y remarcó que en el distrito hay “120 camas públicas para 300 mil vecinos”.

Por su parte, voceros de la Municipalidad consultados por AUNO respondieron que “no es verdad lo que dicen sobre el estado hospital” y señalaron que lo mejor que se puede hacer para despejar cualquier duda “es ir a ver cómo está el Santamarina”.

En la misma línea, explicaron que “el hospital está en la cuarta etapa de las siete previstas en el plan de obras para su puesta a punto” y aseguraron que “hay áreas nuevas, que tienen tecnología de última generación y están construidas con materiales de primera calidad”.

“El hospital tiene el triple de insumos necesarios para funcionar, si hace falta una gasa tiene tres, si hace falta una droga oncológica tiene tres, no hay insumos que falten”, aseveraron desde la comuna.

En cuanto a los trabajadores que reclamaron frente al palacio municipal, subrayaron que “no son representativos de los 500 médicos y 400 enfermeras y personal administrativo” que trabajan en el centro de salud.

En ese sentido, atribuyen las protestas a una reacción ante “las auditorias internas iniciadas por el intendente ante la denuncia de vecinos de que médicos que habían pedido licencias en el hospital estaban trabajando en consultorios o centros privados”.

Desde el sindicato, Gouín sostuvo que “el intendente no recibe a los trabajadores porque los gremios que los agrupan no están alineados políticamente con él” y destacó que “el estado del Santamarina no se reduce a una cuestión partidaria sino que se trata de una falta de política sanitaria”.

Desde el municipio, en cambio, aclararon que “el intendente se reunió el año pasado con los jefes de cada área médica para recibir sus demandas” por lo cual “no se dio respuesta a una agremiación sino a un profesional que tiene a cargo un sector del hospital”.

El jefe comunal impulsa la construcción del Hospital del Bicentenario, que estará bajo la órbita provincial. Tras su inauguración, informan en el municipio, el Santamarina se convertiría en una maternidad.

AUNO 17-07-13 JJR EV

Última modificación: 25 de julio de 2013 a las 15:44
0
0

Hay 0 comentarios

captcha