theme/images/banner_web300dpi.jpg

“El que hoy trabaja de la forma tradicional es un boludo": así me recibieron en una entrevista laboral

Fecha de publicación: 29 noviembre, 2017

Promesas de riqueza, “el trabajo es para tontos”, y la razón del porqué hay tantos supermercados chinos en nuestro país, en una cita de trabajo muy particular.

amway.jpg



“El que hoy trabaja de la forma tradicional es un boludo”. Uff, fuerte, desconcertante: toda tu escala de valores se cae de un plumazo. ¿Para qué habré estudiado si no es el camino? Capaz era el efecto que querían generar de entrada. Así me recibió el chico a cargo de la charla informativa de la empresa Amway, una multinacional estadounidense de cosméticos y productos de limpieza que funciona hace 60 años.

El punto de encuentro pactado era una estación de servicio, muy cerca de la plaza de Monte Grande. En una mesa me recibieron dos jóvenes que ya trabajan para la empresa. Uno era con quien había arreglado el encuentro, y el otro su compañero. Curiosamente, el chico de apenas 19 años que me había convocado a la “reunión de trabajo” no dijo una sola palabra. Se limitó a observarme los 40 minutos que le llevaron al representante de Amway con más experiencia darme la charla informativa.


La suerte de Carlitos:
p=.


¿De qué va Amway? Es un negocio “multinivel” que consiste en la compra de productos directamente de fábrica por parte de los que ingresan a trabajar. Genial, se compra más barato de fábrica y se gana con la venta a mayor precio, nada que no se haya visto, pensé. Totalmente alejado de la realidad. Estaba equivocado.

El objetivo es conseguir gente de donde sea para que se involucre en el negocio y compre productos de la empresa. Cuantas más personas entren, aquel que los hizo ingresar obtendrá un porcentaje de las compras que los otros realicen. Convenzo a alguien, este alguien a la vez hace entrar a otro, y el primer eslabón de la cadena saca rédito económico de ambos, y el segundo del tercero.

Así sucesivamente hasta llegar a una red donde “todos ganan”, porque todos sacan rédito económico de alguien más.

Todo está organizado en un sistema de puntos que monitorea la actividad de cada persona registrada en la red de la empresa. Cuando se hace ingresar a otro al negocio, se ganan puntos que luego se “canjean” por dinero. El objetivo es sumar gente: todos trabajan para uno. Jefes para todos, y se acabaron las ocho horas obligatorias.Con un rato para convencer gente y hacer un par de compras alcanza.
La nueva fase del capitalismo

Es tan grande el impacto de este negocio en la economía mundial que hasta explica, según me dicen, el porqué de la llegada masiva de supermercados chinos a la Argentina.

De acuerdo al joven a cargo de la entrevista, los emprendedores orientales que vienen a poner negocios son personas económicamente salvadas por Amway. Como en China esta práctica comercial estaría ganando terreno, a los que mejor les va suelen irse a otros países a invertir en otros rubros las ganancias que antes obtuvieron con ellos.

Durante la charla jamás me contestaron algunas preguntas. Si el trabajo era en blanco, cuántos productos había que comprar por obligación, qué pasa si no se consigue gente nueva en mucho tiempo, si renuncian; qué pasa con los aportes previsionales, y tantos otros interrogantes que salen a la luz sólo por lógica.

La respuesta a todo era “Si te interesa lo podes saber en una segunda reunión”. Era una entrevista de trabajo con suspenso incluido.

TIPS AMWAY

Hacia el final de la reunión comenzó el proceso evangelizador extremo. Discurso zen, márketing, promesas inmprobables de cumplir.

Todo eso resumido en algunos tips:

•Fortaleza emocional para no caer ante la mirada de los demás, ni ante los comentarios del estilo “eso es una chantada”. Parece que es el punto débil a la hora de buscar nuevo personal.

•Testimonios de personas que tuvieron éxitos impresionantes con Amway. Con videos de presentación en lugares paradisíacos y con autos de alta gama.

•Un libro de 300 páginas de Robert Kiyosaki, un gurú de los multimillonarios que explica cómo ser exitoso (Al final había que comprar un libro para triunfar, para qué nos habremos complicado tanto).

•Lograr la independencia económica como el fin último de participar en Amway y así no volver a trabajar nunca más, si ya hay cientos trabajando para uno.

Todo el tiempo que duró la charla, había una chica sentada en otra mesa escuchando y observando todo lo que me decían, muy concentrada.

Al final de la entrevista entró un compañero de los dos jóvenes que estaban conmigo. Se sentó con la chica y le empezó a dar su charla informativa.

¿Con qué frase empezó la presentación?

Última modificación: 29 de noviembre de 2017 a las 17:03
0
0

Hay 0 comentarios

captcha