theme/images/banner_web300dpi.jpg
Memoria, verdad y justicia

Perpetua para Etchecolatz por crímenes en Monte Grande y Puente 12

La justicia condenó a cinco represores y absolvió a otros cuatro por delitos de lesa humanidad cometidos en la Comisaría 1° de Esteban Echeverría y Vesubio. La querella cuestionó las “bajas condenas”.

Etchecolatz en la sentencia por Vesubio y Comisaría de Monte Grande

Lomas de Zamora, octubre 26 (AUNO).- El Tribunal Oral Federal (TOF) 6 condenó a prisión perpetua al genocida Miguel Etchecolatz y al ex jefe del Área Militar 112, Federico Minicucci por los delitos de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos Puente 12 de La Matanza, también conocido como Cuatrerismo y Brigada Güemes, y en la Comisaría Primera de Monte Grande de Esteban Echeverría. De los restantes ex policías imputados, tres recibieron condenas de entre 6 y 8 años, mientras que cuatro fueron absueltos.

Pablo Llonto, abogado querellante de las víctimas nucleadas en la Comisión Vesubio y Puente 12, afirmó a AUNO que “las penas borran el fastidio de las absoluciones y las bajas condenas” pero adelantó que “atacarán los fundamentos en Casación” y apelarán el fallo. Además no descartó recusar y denunciar a los jueces.

El TOF 6 está formado por Julio Panelo, José Martínez Sobrino y Fernando Canero. Es el mismo tribunal que el año pasado había beneficiado a Etchecolatz con prisión domiciliaria. Antes de leer el veredicto, el presidente del tribunal avisó que los fundamentos de las condenas serán leídos en la audiencia programada para el 27 de diciembre próximo.

Cuando se anunciaron las absoluciones de los ex policías José Madrid, Guillermo Ornstein, Ángel Salerno y Carlos Alberto Tarantino, los asistentes estallaron con el canto: “Como a los nazis les va a pasar/ adonde vayan los iremos a buscar”.

En esos casos, los delitos eran de 1975, es decir antes del golpe de Estado de 1976. Por lo que se supone que el tribunal no los consideró delitos de lesa humanidad y dictaron la prescripción de esos crímenes.

Para contrarrestar esta interpretación, Llonto sostuvo que “el terrorismo de Estado existió en 1975, como también en el ‘74, ‘73 y ‘72, y todos genocidas tienen que ir a la cárcel”.

La pena más dura fue para Etchecolatz, ex mano derecha del jede de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Ramon Camps, que fue encontrado culpable de ser coautor inmediato penalmente responsable de homicidio agravado por alevosía, violación en grado de tentativa, abuso deshonesto, tormentos, y privación ilegal de la libertad agravada por violencia y amenazas. Con esta condena ya suma cuatro perpetuas en su haber.

Marta Dillon, hija de una de las víctimas, destacó que se consiguió “una condena por violación, algo impensado hace algunos años”.

A Minicucci se le probaron los cargos por homicidio agravado por alevosía y premeditado, y se ordenó su inmediata detención. Las penas que recibieron los ex policías bonaerenses Nildo Delgado, Faustino Bulacio y Daniel Mancuso fueron de 7 años y medio, 8 y 6 años de prisión, respectivamente. Además se ordenó la inmediata detención del último.

Antes de que se leyera el veredicto, Etchecolatz llevó un discurso para leer sus últimas palabras en este proceso, y negó ser un asesino. “No oculto el orgullo de haber combatido en defensa de nuestra Constitución y nuestra patria, no me arrepiento de ello”, concluyó.

Ya en el estacionamiento de los tribunales de Comodoro Py, la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, con ayuda de un megáfono exclamó: “Venceremos. Y si no hay justicia, habrá escraches”.

GS-AFD
AUNO-26-10-18

Última modificación: 8 de noviembre de 2018 a las 14:48
0
0

Hay 0 comentarios

captcha