theme/images/banner_web300dpi.jpg

Películas para todos

Fecha de publicación: 26 septiembre, 2013

El proyecto autogestivo “No sólo en cines” busca acercarle a los espectadores aquellas realizaciones nacionales que no logran hacerse espacio en el circuito comercial, explica el impulsor de la propuesta, Emiliano Romero.

Topos 2

Lomas de Zamora, septiembre 26 (AUNO).- Ante la problemática que enfrentan los realizadores de cine nacional a la hora de llevar sus producciones al circuito comercial surgió hace un año No sólo en cines, un proyecto autogestivo que permite que estos filmes lleguen a los espectadores de diferentes puntos del país.

El director Emiliano Romero desarrolló esta idea para exhibir su largometraje “Topos”. A partir de entonces, más de 30 películas, repartidas en 175 proyecciones, llegaron a unos diez mil espectadores que se acercaron a distintos centros culturales, teatros y cines de Capital Federal, el Conurbano y el interior del país.

Además de este articulado de pantallas alternativas, “No sólo en cines” cuenta con una sala oficial en Mar del Plata. “El proyecto se autogestionó y autopagó con las propias entradas, sin ningún apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) ni de ningún privado”, indica Romero.

Aunque un año después los avances son evidentes, su creador sostiene que “la respuesta del público no es buena, porque está yendo muy poca gente a ver las películas” debido a la poca difusión.“Las proyecciones no explotan siempre y la mayoría son de diez personas. Realmente estamos necesitando de público, pero el público se consigue con difusión y no tenemos plata para difundir”, explica.

La convocatoria a través de las redes sociales y las páginas oficiales de las películas no se equipara con la difusión mediante afiches y pauta publicitaria en distintos medios a la que sí tienen acceso las grandes producciones del cine nacional e internacional.

“Nosotros la remamos y seguimos, porque pensamos y entendemos que si paramos ahora nunca va a existir el boca en boca; si paramos de proyectar porque pensamos que es un desgaste, que lo es, y que no tenemos rédito económico, que es así, ahí sí que no va a pasar nada”, asegura Romero. Y fundamenta: “Yo soy el creador de ‘No sólo en cines’ y estoy totalmente en rojo de guita”.

Hasta la aparición de “No sólo en cines”, la mayoría de los directores sólo se quejaba de las dificultades para acceder al circuito comercial pero no hacía nada al respecto. “Lo que estamos haciendo ahora es accionar, es crear un circuito alternativo, porque el error sería intentar instalar una lucha desigual con las multinacionales o con las películas de Hollywood, que tienen millones de pesos en difusión. Nosotros entendemos que ésa no es la pelea. Sería una locura entrar en esa discusión”, argumenta.

Uno de los objetivos del proyecto es extender su red oficial y lograr un colectivo entre varios directores para que “No sólo en cines” tome una mayor dimensión y así gane en difusión. “La idea es que no se armen proyecciones de las películas encapsuladas, porque no suma a la causa, no suma a la red”, sostiene.

Cada entrada (cuyo valor asciende a los 25 pesos) se suma a la taquilla oficial del Incaa, dado que Romero se registró como exhibidor ambulante bajo la supervisión del organismo oficial. Eso hace que todo funcione “como dentro del sistema, pero en lugares alternativos”.

Otro de los atractivos de este circuito alternativo, además del valor accesible de los tickets, es que las proyecciones suelen contar con la presencia del director o los actores del film, lo cual, según Romero, produce que “la gente vuelva a enamorarse del cine”.

En abril de 2012, con los últimos detalles de post producción pendientes, Romero empezó a diagramar “cómo y con quién” iba a estrenar su último film: “Topos”. “La película tiene un presupuesto en donde todos cobraron. Cuenta con actores famosos, como Gabriel Goity, Lautaro Delgado, Leonor Manso y Osqui Guzmán”, detalla. Aunque la intención primitiva era conseguir un distribuidor y presentarla en los cines, los meses pasaron y la negativa de los distribuidores continuó. “Me decían la verdad, que no les daban bola los cines, que era un suicidio estrenar con 20 copias, porque la verdad es que los cines te saboteaban y te sacaban a la semana”, recuerda.

Ante el desalentador panorama, a Romero se le ocurrió estrenar su película de una “manera alternativa” y salió a golpear las puertas. “Empecé a preguntarles si me podían poner fijo una vez por semana en cada lugar. Entonces, tenía los lunes en un lugar, los martes en otro y así todos los días de la semana”. De esa manera transcurrieron los tres primeros meses de “Topos”.

Romero llevó su film a distintos cines, como el Gaumont, Cosmos, Arte Cinema y General San Martín, teatros y centros culturales. A cada lugar que iba llevaba su proyector HD y una pantalla desmontable.

“Durante tres meses estuvimos trabajando todos los días a full. Así conseguimos más de 9 mil espectadores sólo en 2012, sin contar los de este año, lo que hizo que ‘Topos’ apareciera en los catálogos del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) como la mejor película con promedio de función”, cuenta.

“En diciembre me di cuenta de que no podía guardarme esto solamente para ‘Topos’: me pareció que era muy egoísta. Empecé a hablar con todos mis amigos directores, en especial los que estaban por estrenar, y les propuse utilizar el circuito ellos también y se sumaron. También incorporamos espacios en el Conurbano y en provincias y poco a poco empezamos a crecer”.

AUNO 26-09-13
GN-MFV-EV

Última modificación: 8 de octubre de 2013 a las 13:25
0
0

Hay 0 comentarios

captcha