theme/images/banner_web300dpi.jpg

La crisis se extiende a los negocios del centro de Lomas

Fecha de publicación: 7 marzo, 2019

Los comercios cerrados sobre la peatonal Laprida y las calles adyacentes son un símbolo de la debacle económica provocada por el modelo neoliberal. La caída de 2001 es un espejo que aterra al sector mercantil.

portada-negocio.jpg



Cada vez se ven más persianas bajas en el centro de Lomas de Zamora. La crisis parece ser la consecuencia de un cóctel de alta inflación, aumento en los alquileres, en los servicios y la baja en el consumo. En la peatonal Laprida el año comenzó mal: en enero las ventas cayeron un 11 por ciento comparado con el mismo mes del año anterior, según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Testimonios sobre una situación que no se revierte:

Enrique Calabrese, gerente institucional de la Cámara de Comercio de Lomas de Zamora

“Los locales de Laprida tienen un valor muy fuerte y verlos vacíos no es común. Históricamente en las inmobiliarias había lista de espera para alquilar en la peatonal. Es lamentable que hoy haya locales vacíos en estas calles emblemáticas.”

description

“La caída del poder adquisitivo de la gente, la inflación que no se logra resolver, los tarifazos y los aumentos fuertes que ha habido en los servicios hacen que el consumidor no tenga resto para comprar.”

“La caída de la ventas es producto de un modelo económico que dio prioridad al sector financiero por encima del sector productivo y por encima del consumo.”

Diego, encargado de un negocio de lencería en Laprida

“No es solamente Laprida. Están cerrando en todos lados: en las calles que cortan, en la paralelas, en las galerías. Lo que pasa es que Laprida es la calle principal de Lomas. Históricamente nunca hubo locales vacíos. Ni en 2001.”

“Yo soy muy claro con esto, el gobierno dolarizó la comida y los servicios y devaluó dos veces el año pasado. La gente no tiene plata para comer, imaginate para comprarse algo. Te das cuenta de que el consumo bajó mucho más en lo que no es comida. Igual bajó el consumo de comida, pero un corpiño, una media, una frazada, no te lo comprás. Te arreglás con lo que tenés.”

“Desde que ganó Macri yo ya sabía que esto iba a pasar. Cada mes es peor. Porque en febrero del año pasado nos defendíamos, y este año no. Acordate que el año pasado el dólar estaba a 17 pesos.”

description

“Lo que impacta muy fuerte son los alquileres que están pactados en un precio, a una indexación que te llega cada seis meses y la tenés que pagar.”

“Cuando hay trabajo trabajan todos, trabajo yo, el panchero de acá a la vuelta, el que vende globos…”

“Negocios como Los 5 hermanos, que hace 50, 60 años, estaban en la peatonal de Lomas, tuvieron que cambiar de lugar para pagar el alquiler. Las zapaterías: caminás y cada vez cierran más. Las casas de deportes se las vienen bancando porque venden productos bastante caros. Yo conozco gente que tiene zapatería. Un sábado vendió diez pares de zapatos. ¡Diez! Como promedio tenés que vender 100 un sábado…”

Florencia, vendedora de la galería Oliver

“Es la primera vez que en 10 o 15 años que se ven locales cerrados en la galería. Normalmente cuando el local se desocupaba, ya estaba ocupado de nuevo en dos o tres días. Nunca pasó que más de cinco locales estén cerrados y que sigan cerrados. El primero local cerró en octubre: no llegó al Día de la Madre. Después cerró uno en noviembre y otro en diciembre. Ahora supuestamente se van a ir tres más. Está complicadísimo.”

“Cuando arrancó la temporada de verano había marcas que directamente no habían lanzado la temporada verano porque ya sabían que iban a la quiebra. En seis meses se fue todo en picada. Lo que pasó también es que los planes “Ahora 3”, “Ahora 6”, que antes no tenía recargo, ahora lo tienen. Las tarjetas empezaron a cobrar el recargo ese. Entonces muchos locales no pudieron hacerse cargo y bajó muchísimo el consumo.”

description

“La galería está muerta. Este local tiene una clientela, pero vivimos, ahora, en base a esa clientela. No viene gente nueva a ver. Nos manejamos con la gente que conoce la marca. Cerraron muchos locales, locales viejísimos. Ayer andaba por ahí y vi que cerraron el local de música de Meeks, que tenía como 20 años.”

Juan Carlos Donsanto, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires

“Se está dando un fenómeno producto de la actividad económica en todo el país, no es solamente de nuestra zona. Pero ¿por qué se da esto? Porque la actividad económica cayó mucho y entonces nos encontramos con este fenómeno en el que a las empresas y a los pequeños locales minoristas se le hace imposible sostener la actividad. No solo por un problema con el “canon locativo” sino porque no hay ventas.”

“Vos fijate que no es sólo en la calle Laprida. Cuando transitás el centro comercial de Lomas, especialmente en Las Lomitas, ves un montón de locales desocupados. Vi una vidriera que le agradecía a los clientes y decía: “Cerramos, nos vamos”. Las personas priorizan los alimentos, el pago de servicios, y van relegando un montón de compras, destinadas a indumentaria, o a otro tipo de bienes. Lo mismo los restaurantes. Están funcionando muy bien las cervecerías, pero el resto de los locales, salvo raras excepciones, están pasando una crisis importante.”

description

“A nosotros nos afecta porque cuando efectuamos las ventas o la locación de un local, lo que esperamos es que les vaya bien. En la medida que la actividad crece, todos crecemos, no estamos fuera del mercado, somos un engranaje más de todo lo que es el aparato comercial y en la medida que el aparato comercial empieza a retroceder, empieza a caerse, nuestra actividad también.”

El caso de la librería Sancho de Banfield

La Librería Sancho, un comercio histórico de la calle Maipú, cerró sus puertas en enero luego de medio siglo de actividad. Su caso, similar al de tantos otros locales de zona sur, se hizo viral luego de que se difundiera en redes sociales un cartel que fue pegado en la puerta: “Banfilenses: si hubieran comprado y leído más libros no votaban esto”. 

description

El dueño, Diego Moya, contó a C5N que el cierre se debió a que “todo aumentó rápido y mucho en poco tiempo”, mientras que el consumo bajó considerablemente debido a que la gente “no tiene el poder adquisitivo que tenía hace tres años atrás”.

Uno de los aumentos que más perjudicaron al local de Maipú al 300 fue el de las tarifas. En enero de 2016, el local pagaba 250 pesos bimestrales, mientras que en en los últimos tiempos llegó a los mil pesos por mes. 

LC-JP-LT-GDF

Última modificación: 11 de marzo de 2019 a las 21:08
0
0

Hay 0 comentarios

captcha