theme/images/banner_web300dpi.jpg
ELECCIONES BRASIL

El frente feminista que se opone al candidato ultraderechista Jair Bolsonaro

Con casi de 3 millones de participantes en Facebook, una aglutinación multipartidaria y la adhesión de figuras públicas, el colectivo de mujeres #MulheresUnidasContraBolsonaro rechaza al candidato del Partido Social Liberal (PSL) Jair Bolsonaro en las próximas elecciones presidenciales.

Mujeres


A pocas horas de celebrarse la jornada electoral, el colectivo brasileño #MulheresUnidasContraBolsonaro consolida 2.7 millones de adeptos en redes sociales que mediante la utilización del hashtag #EleNão y #EleNunca (Él no y Él Nunca) impulsan el rechazo al perfil “misógino y machista” del candidato del Partido Social Liberal (PSL) Jair Bolsonaro.

Iniciado en WhatsApp, para luego volcarse a Facebook, las mujeres del país vecino —representan el 52,5 por ciento del electorado—, se muestran como un frente contra el candidato ultraderechista. Según la última encuesta de Ibope Brasil, de esa cifra, el 49 por ciento no votaría a Bolsonaro. Según mediciones previas, el ex militar reúne sólo una intención de voto del 24 por ciento del padrón femenino, en tanto que en el sector masculino, trepa a un 41.

En diálogo con AUNO, Fernanda Reis, administradora del grupo de Minha Gerais con 54 mil miembros, afirma que el surgimiento del colectivo virtual se muestra en “rechazo a un candidato homofóbico, racista, que no respeta a las mujeres” y advierte que “quienes apoyan a Bolsonaro, a pesar de las pruebas, no lo toman como ofensivo”.

“Somos un movimiento apartidario. No levantamos banderas de derecha ni de izquierda. Somos #EleNão”, destaca Reis y señala que la búsqueda es por un “voto estratétigo” que ante cualquier resultado “se direccionará al candidato opuesto”.

Frente a un escenario polarizado entre el actual diputado por el Estado de Río de Janeiro, Jair Bolsonaro, y el “heredero” de Lula da Silva, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), el movimiento feminista ha logrado posicionarse como un bastión antibolsonaro, lo que le valió múltiples hackeos en los distintos grupos de Facebook e incluso una agresión física una organizadora (la víctima decidió preservar su anonimato).

“Anteriormente había creado un grupo que tenía un millón de participantes, pero al igual que otros, también fue hackeado”, revela Reis, y lamenta que “en distintas entrevistas, los seguidores de Bolsonaro se los atribuyeron como suyos”.

Campaña virtual: la apuesta por las redes

La impronta discursiva “anti tradicionalista”, “desestructurada” y “políticamente incorrecta” no fue sólo el carácter novedoso que impulsó al líder ultraderechista. Con una fuerte apuesta en redes sociales, Bolsonaro lidera la cantidad de likes en su fanpage, con un total de 6.488.192, superando por casi 3 millones a la candidata Marina Silva con 2.5 likes. En tanto en Twitter, se posiciona en segundo lugar con 1,5 M, mientras que Silva lidera con 1,9 M.

Por su parte, las mediciones Google Trends de la semana previa a los comicios consagran al candidato del PSL como el postulante de mayor interés de búsqueda en Brasil. Por detrás, con un magro 11 por ciento, lo secunda Fernando Haddad. Además, la tendencia repite un mismo patrón 30 días previos. El ex militar no solo mantuvo la delantera sino que además lidera en los estados más populosos del vecino país.

Frente a este panorama, el movimiento feminista brasileño logró crear un contrapeso viral a nivel mundial, que encontró apego incluso en artistas de renombre nacional como Anitta, Ivete Sangalo, y figuras extranjeras, como Dua Lipa y Madonna. “Antiguamente se hacía campaña en las calles pero hoy en Brasil existe una campaña silenciosa, es por eso que nacimos desde Internet”, detalló Reis, administradora del grupo de Minha Gerais.

Por su parte, Keffin Gracher, periodista, científico social y ex responsable de prensa digital del Gobierno Federal, reveló que el discurso de Bolsonaro responde a una estrategia del PSL en querer mostrar las declaraciones del candidato como “sinceras y cargadas de coraje, capaz de romper el _establishment- tradicional”.

Además detalla que “diariamente 60 millones de internautas son impactados con contenidos relacionados a Bolsonaro en sus redes sociales. Más de la mitad de ese contenido son críticas, pero el 70 por ciento de esos receptores expresan sentimiento favorable hacia el ex militar, es decir las personas que reciben #elenão, se muestran más en discordia con el contenido y defiende a Bolsonaro”.

Es que Brasil se aproxima a una cita electoral marcada por un contexto particular. La búsqueda por el sucesor de Michael Temer —con una desaprobación trepa al 88 por ciento— en un panorama económico estancado desde inicios de 2014, seguido por dos años de caída del Producto Bruto Interno (PBI) en torno al -3 por ciento; índices de homicidios en alza; la prisión e inhabilitación del ex presidente y principal líder opositor, Lula Da Silva, junto a la causa de corrupción empresarial – estatal Lava Jato, enmarcan la convocatoria electoral.

Así, el discurso de Bolsonaro supo encontrar eco en la demanda por una “solución novedosa”, alejada de los partidos tradicionalistas golpeados por un descreimiento a nivel general. Su apología de “mano dura” como solución frente a un índice de homicidios récord: 30 por cada 100 mil habitantes, medida que supera incluso a territorios en estado de guerra, denuncia Estãdo, deja como resultado una imposición en las tendencias de votos frente al resto de los 12 candidatos.

La organización de las mujeres

Después de las multitudinarias marchas de la semana pasada en más de 70 ciudades de Brasil —con 500 mil asistentes sólo en San Pablo—, y 66 puntos de réplicas en el exterior, el movimiento antibolsonaro se presenta como un bloque multipartidario más sólido y capaz de capitalizar un rechazo transversal contra el líder de PSL. El “no” ante una potencial votación por el congresista de Río de Janeiro asciende a un 52 por ciento entre las brasileñas, lo que convierte a Bolsonaro en el candidato con mayor rechazo en esa franja.

A pesar de ello, las únicas mujeres candidatas, Marina Silva y Vera Lucía, no superan el 6 por ciento de intención entre las votantes, incluso la adhesión a la primera marcó una tendencia a la baja desde el inicio de las mediciones (Marina Silva inició la campaña con 15 por ciento de intención entre las brasileñas en la primera encuesta realizada el 20 de agosto por Ibope Brasil).

Mientras tanto, y con el continuo ascenso del candidato del PSL en intención de votos, el movimiento nacido en redes sociales desafía nuevamente la tendencia positiva del ex militar. En respuesta, hoy sábado #MulheresUnidasContraBolsonaro repetirá nuevas marchas intentando superar el número de llamamientos pasado.

“Convocamos a todos. No sólo mujeres, sino hombres, colectivo LGBT, para que apoyen. Marchamos sin banderas ni consignas partidarias, sólo con remeras de #EleNão. Vamos a mostrarnos en las calles”, detalla Reis, y advierte que si Bolsonaro resultase electo “las mujeres, como muchos otros ciudadanos, no nos vamos a callar. En absoluto”.

LOSMEROS DE BRASIL DE CARA A LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES 2018

· 13 candidatos a pelear por la presidencia de Brasil
· 2 son las candidatas mujeres
· 52,5 por ciento del electorado en femenino
· 2,7 millones reúne hoy el grupo #MulheresUnidasContraBolsonaro
· 88 por ciento es la imagen negativa a la administración actual de Michel Temer

AUNO-5-10-18
EM-SAM

Última modificación: 11 de octubre de 2018 a las 11:27
0
0

Hay 0 comentarios

captcha