theme/images/banner_web300dpi.jpg
FÚTBOL

Lanús jugó mal y se despidió en los penales

Fecha de publicación: 25 julio, 2018

Se quedó afuera de la Copa Sudamericana tras caer como visitante por 1 a 0 frente a Junior de Barranquilla, que logró empatar la serie para llevar al ‘Grana’ a los penales, en donde se impuso por 3 a 2.

Lanús Sudamericana

Lanús, julio 25 (AUNO).- Lanús no logró hacer pie en Colombia y perdió sin atenuantes contra Junior, que se llevó la clasificación luego de superar al conjunto de Ezequiel Carboni por 1 a 0 en los noventa minutos para así igualar el resultado global y ganar la definición por penales por 3 a 2.

El único gol del partido llegó a diez minutos del final por intermedio del delantero Luis Díaz (35’ ST), quien aprovechó un tiro de esquina pasado de Jarlan Barrera para acomodarse y sacar un derechazo bien colocado sobre el palo derecho de Esteban Andrada.

En la tanda de penales, en Lanús fallaron en la ejecución Nicolás Pasquini, Esteban Andrada y Tomás Belmonte, mientras que convirtieron los juveniles Maciel y Joel Martínez.

La eliminación temprana del ‘Grana’ en el certamen deja muchísimas dudas respecto a cuál será el rendimiento del equipo en este semestre, que tras hacer un partido aceptable en La Fortaleza la semana pasada, mostró todas sus falencias en Barranquilla.

El trámite del encuentro tuvo como protagonista absoluto del juego a Junior, que fue en todo momento más que Lanús y lo empujó a defenderse cerca de su arco, una situación de la cual nunca pudo salir.

A medida que pasaron los minutos la figura del arquero Esteban Andrada se volvió cada vez más gigante. Con una tapada espectacular tras otra se convirtió en el principal responsable en conservar el empate en un partido sin equivalencias.

El equipo del uruguayo Julio Comesaña buscó por todos los lugares posibles y logró vulnerar con gran facilidad el sistema defensivo de Lanús, que en ningún momento mostró rebeldía futbolística y no mereció conservar el empate.

Carboni tampoco supo cómo resolver el problema planteado y, si bien intentó en el complemento con el ingreso de Leandro Maciel por Fernando Barrientos en la mitad de cancha encontrar más equilibrio defensivo, no logró el efecto deseado.

Para colmo, el entrenador tuvo que gastar sus otras dos modificaciones en las salidas por lesión de Marcelo Herrera y Fernando Coniglio, por una lesión en el hombro y una molestia muscular respectivamente, lo cual condicionó quizá la posibilidad de maniobra del entrenador.

Durante la ejecución de los penales llamó la atención en el ‘Grana’ la presencia de Andrada como segundo pateador en la lista, que desvió por amplio margen su penal luego de tener una de sus mejores actuaciones a lo largo de su carrera y ser la figura del encuentro en los noventa minutos.

Muchas cosas quedarán en materia de análisis de acá en adelante en Lanús, que tendrá que jugar el próximo lunes frente a Douglas Haig por Copa Argentina en el estadio de Arsenal y luego tendrá el comienzo en la Superliga de local contra Defensa y Justicia.

A la espera de la rápida adaptación de los refuerzos y en búsqueda de tener un semestre con mayor viento a favor que sobre la primera mitad del año con respecto a las lesiones, Carboni sabe que su equipo deberá mejorar mucho si quiere obtener resultados positivos.

Las ausencias por lesión del capitán Lautaro Acosta y del delantero Sebastián Ribas, de gran campeonato con Patronato la pasada temporada, fueron fundamentales en la serie y frente al poco recambio que tiene el entrenador, sufrirá mucho cuando no los tenga.

AUNO 25-07-18
MDC-MFV

Última modificación: 31 de julio de 2018 a las 17:09
0
0

Hay 0 comentarios

captcha