theme/images/banner_web300dpi.jpg
TEATRO

La Resistencia, el grupo de teatro independiente que da pelea a través del humor

AUNO conversó con la compañía teatral lomense que crece cada vez más en el circuito independiente del conurbano. Sus apreciaciones sobre la movida under y los desafíos de la autogestión, en esta nota.

img-20190820-wa0022.jpg


El grupo teatral La Resistencia, se subirá al escenario de LocoArte, en Adrogué, para presentar su nuevo show con formato café concert, especial por el Día del maestro y con su toque de humor característico: “Nos valemos de lo regional para sentir empatía con el público”.

Formado por exalumnos del Centro Cultural No Me Olvides de Lomas de Zamora, el grupo se enfrentó desde su conformación con las vicisitudes de la movida independiente. AUNO dialogó con Mauro Cevasco y Ezequiel Poggi, dos los cinco integrantes de la compañía.

“Tuvimos que aprender a movernos, salir a buscar lugares, dirigir, porque ninguno era especialista. Ahora nos compramos una consola, vinchas inalámbricas y todos somos escenógrafos, sonidistas, vestuaristas”, comenzó Mauro. “Teníamos latentes las ganas de actuar, nunca tuvimos la intención de hacer nada comercial, nuestra primera función fue a beneficio y si no se daba así hubiese sido muy difícil dar el puntapié inicial” continuó Ezequiel, retomando los orígenes del grupo.

¿Cómo compatibilizan el teatro con sus otras actividades?
Ezequiel: Nuestros horarios son dispares, generalmente son horarios post laburo y tratamos que nadie se baje, es complicado pero no imposible.

Mauro: Te juntás un sábado a la mañana o un domingo a la seis de la tarde cuando cualquiera diría “¡Qué horario pedorro!”, pero también es priorizar, como decir “Quiero estar adentro de la compañía”.

¿Tienen problemas para solventar los gastos de la obra?
Ezequiel: Nos autofinanciamos generalmente con las obras que vamos haciendo y también somos autogestivos. Por ejemplo al hacer el vestuario nosotros…

Mauro: No es poca cosa, no ganamos plata pero hacemos los que nos gusta, es una forma de crecer.

Los actores y actrices de La Resistencia tienen un recorrido previo en la escena teatral de zona sur como estudiantes. En relación al “salto” que representa este cambio de roles, Ezequiel comentó que: “Existen cosas de las que seguimos aprendiendo, por ahí antes al actuar cada tanto no lo notábamos y ahora prestamos más atención”.

“Esto es parte del desafío en el que cada uno tiene un rol”, añadió Mauro. “Tenemos la crítica constructiva de la gente que nos viene a ver. En el caso de los compañeros de teatro, es una mirada más entendida y específica que nos ayuda”.

¿Cómo se ven en la movida independiente de zona sur? ¿Tienen un público que ya le es fiel a sus shows?

Ezequiel: Tenemos grupos de conocidos que nos siguen pero ahora estamos en la etapa en que la gente que nos viene a ver ya no son personas que nosotros conocemos, se dio ese quiebre.

¿La preparación para este público nuevo es la misma, o cambia? Porque es salir un poco del lugar de comodidad

Ezequiel: El otro día fuimos al Teatro Municipal de Morón y estuvo bueno porque fuimos a probarnos con 40 personas que no conocíamos, ir a otro lugar donde no están tus amigos de siempre que se ríen cuando hacés alguna morisqueta.

Mauro: Fue emocionante porque nos terminaron aplaudiendo de pie y cuando se cerró el telón nos abrazamos felices: era la primera vez que actuamos para un público totalmente desconocido. Es también una respuesta más genuina, los crecimientos más grandes como actores fueron cosas así, adaptarse a situaciones nuevas.

Consultados por el diferencial que posee el teatro independiente frente a la cartelera comercial, Mauro y Ezequiel coincidieron en que el punto fuerte a su favor “pasa por la creatividad, la dedicación y el esfuerzo”

¿Consideran que en esta coyuntura de crisis ser un grupo independiente los condiciona?

Mauro: Si tuviéramos el triple de presupuesto no haríamos algo muy distinto, quizás sí en vestuario y escenografía.

Ezequiel: El otro día fui a ver un espectáculo comercial y la lógica era más o menos la misma, con un poco más de estructura y vestuario, un producto ya armado, que necesariamente mueve dinero.

¿Reconocen alguna ventaja de ser autogestivos, frente a puestas en escena o compañías más estructuradas?

Mauro: Nosotros nos sentimos más libres de hacer lo que queremos. Me acuerdo un fin de semana, que era la final de Boca-River, estaba el FMI y también se había producido un sismo en Buenos Aires, nosotros veníamos ensayando hace un mes y tuvimos que cambiar todo. En el medio de la función tenés que adaptarte a lo que está pasando. Usamos mucho el tema regional para sentir empatía con el público, y en lo comercial esos chistes se pierden.

Ezequiel: Subir al escenario te empieza a sacar un montón de miedos e inseguridades y te da ganas de mejorar lo que realmente querés hacer.

“Lo ves en cualquier artista del under, el espacio te hace cambiar” opinó Ezequiel. “Nosotros cambiamos todas las funciones de un mes a otro y nos juntamos todo el tiempo, miramos una propuesta, la llevamos a un número… la gente necesita reír, uno tiene que intentar leer lo que está ahí abajo”, completó Mauro.

La Resistencia se presentará el próximo viernes 13 de septiembre en LocoArte (Mitre 1285, Adrogué) desde las 21. Los interesados pueden realizar sus reservas a través de la fanpage del local.

AUNO-6-9-19
GS-MEM

Última modificación: 11 de septiembre de 2019 a las 10:38
0
0

Hay 0 comentarios

captcha