theme/images/banner_web300dpi.jpg

La Provincia, en conflicto con organizaciones de la infancia

Fecha de publicación: 15 abril, 2013

Algunos hogares y centros de día no reciben las becas desde el bimestre septiembre-octubre del año pasado. Subsisten con donaciones vecinales, endeudándose y haciendo actividades para recaudar fondos. Desde la RedBA reclaman la incorporación de políticas de niñez y adolescencia.

Lomas de Zamora, abril 15 (AUNO).- Organizaciones de infancia nucleadas en la Red de Hogares y Centros de Día de la provincia de Buenos Aires (RedBA) reclamaron a la Secretaría de Niñez y Adolescencia y al Ministerio de Desarrollo Social bonaerenses por el “incumplimiento” en el pago de algunas becas desde el bimestre septiembre-octubre del año pasado.

Asimismo, a través de esa institución que articula posturas de las ONG de derechos humanos e infancia, los hogares y centros de día volvieron a denunciar “la falta de políticas de niñez”, ya que la gestión de Daniel Scioli “no da una respuesta integral” a los problemas de los chicos institucionalizados.

Marcela Val, directora de la Fundación Che Pibe de Villa Fiorito, Lomas de Zamora, destacó al respecto que “los que están en riesgo son los chicos porque se están cerrando hogares” y “nadie da una respuesta desde lo básico”, como alimentación, medicamentos o vestimenta, para alejarlos de los “narcos y la prostitución”.

Las becas se abonan de forma bimestral y constan de aproximadamente 700 pesos por chico para los centros de día y de 1300 pesos por chico para los hogares. Se dividen en aquellas que la Secretaría de Niñez destina a los centros de día y las Unidades de Desarrollo Infantil (UDI).

No obstante, no siempre la cantidad de subsidios por niño representa el total de los chicos que asisten a esa organización, sino que tienen menos de lo que deberían tener, como el caso de Chicos del Sur, de Villa Fiorito, lugar que funciona a contra turno de la escuela y en el que reciben 40 becas para 65 chicos.

Su responsable, Estela Rojas, consideró que la falta de pago es “un síntoma de que los chicos no son la prioridad del gobernador”, más allá de que el Estado provincial “evidentemente tenga un problema financiero importante”.

Paralelamente, el Estado bonaerense le debe a Chicos, que no pertenece a la RedBA pero que realizan el reclamo en conjunto, estos últimos tres bimestres en los que se las han arreglado “pidiendo de fiado y dinero prestado porque no se encuentran junto a una comunidad que esté en condiciones económicas para ayudarlos”.

La Fundación Che Pibe recibió el pago de las UDIs de enero a principios de marzo, porque si bien las becas son bimestrales, según Val, lo que hizo la administración bonaerense fue “convertirlas en mensuales para poder tapar agujeros”.

La fundadora de Casa Manu (Mucho Amor Nos Une), Silvia Casas, calificó a la situación de “grave” y aseguró que el conflicto es “más complejo” que pedir que les paguen las becas, porque sugieren que es la RedBA quien “tendría que auxiliar al Estado en la conformación de políticas sobre la niñez y adolescencia”, pero no son consultados.

Antes de las inundaciones de principios de abril, “cuando fuimos a La Plata nos dijeron que el señor gobernador estaba muy preocupado por el tema docente y que primero iba a resolver eso porque si no se le venían todos encima; así que luego iba a evaluar nuestra situación”, dijo Casas.

“Nos duele que nos pongan debajo del conflicto docente porque no podemos tenerlos congelados cuando ellos no pagan –añadió- ¿Qué haría una familia si no percibe ingresos durante seis meses?”

Casa Manu es un hogar que funciona en Monte Grande, Esteban Echeverría, y alberga a chicos con VIH sida que poseen una dieta acorde a los medicamentos que les son administrados. Por eso, lo que más “necesitan son alimentos frescos, carnes, leche, frutas y verduras, además de artículos de limpieza.

Sin embargo, el Estado provincial “nos debe 120 mil pesos contando desde el bimestre septiembre-octubre hasta marzo y abril que, por acuerdo, se pagan por adelantado”, aseveró la fundadora del hogar.

Tanto Che Pibe como Casa Manu son organizaciones “sólidas” que con mucho esfuerzo y deudas de por medio pudieron resistir al cierre, pero el centro de día y jardín maternal El Duende Rosado de El Jagüel “estuvo apunto de cerrar en diciembre y febrero”, según informó su directora, Ana García, quien aseguró que desde el año pasado la Provincia les “paga por partes” y del bimestre noviembre–diciembre abonaron “sólo el 50 por ciento y todavía no pagaron el resto, tienen cuatro meses de atraso”.

El Hogar Pereyra, ubicado en Banfield, que alberga a chicos derivados por tribunales, ya que no pueden estar al cuidado de sus familias, no reciben las UDIs desde noviembre del año pasado. Una de las administrativas del hogar Jimena López subrayó que cuando buscaron una respuesta de las autoridades les contestaron que “la Provincia estaba quebrada”.

Todas las ONGs mencionadas tienen en común que subsisten gracias a las donaciones y ayuda de miembros de la comunidad les brindan “desde ropa, comida, pañales, juguetes o hacen campañas en su trabajos”, además de los eventos que llevan a cabo para recaudar fondos.

JR-AFD
AUNO–15-03-13

Última modificación: 24 de abril de 2013 a las 12:51
0
0

Hay 0 comentarios

captcha