theme/images/banner_web300dpi.jpg
lomas de zamora

La Justicia ordenó clausurar un centro de detención de menores

Fecha de publicación: 29 junio, 2013

Un tribunal ordenó reubicar a los internados en el Centro de Recepción de jóvenes en conflicto con la ley, ubicado en Lomas de Zamora debido a “las pésimas condiciones de detención” en las que se encuentran. El fallo fue apelado por el gobierno provincial.

Lomas de Zamora, junio 28 (AUNO).- Un tribunal de Lomas de Zamora ordenó la clausura inmediata de dos módulos del Centro de Recepción de jóvenes en conflicto con la ley, ubicado en esta ciudad, y el traslado a otro lugar de los menores que allí se alojan, debido a “las pésimas condiciones de detención” en las que se encuentran, pero el fallo fue apelado por el gobierno provincial.

La medida judicial se adoptó en el marco de un hábeas corpus colectivo y correctivo presentado por el Comité contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria que, en septiembre de 2012 solicitó la clausura total del centro.

La resolución del tribunal, con fecha 10 de junio de 2013, ordena además la inmediata puesta en marcha de las reformas edilicias y obras de infraestructura “imprescindibles a efectos de concretar los cambios necesarios para hacer del Centro de Recepción Penal de Lomas de Zamora un establecimiento adecuado a los fines propuestos”.

El fallo ordena específicamente la reparación de las grietas, fisuras y filtraciones, mejorar el estado general de las celdas, colocar el policarbonato que da cobertura a las ventanas; instalar cloacas y ventilación, entre otras refacciones edilicias.

Por otra parte, exhorta al titular de Institutos Penales para que disponga la urgente provisión de colchones ignífugos, frazadas y buzos adecuados a los jóvenes alojados, así como “la inmediata entrega de los reglamentos de convivencia, derechos, obligaciones y régimen de sanciones para la totalidad de los jóvenes que legalmente permanezcan allí”.

La Comisión Provincial por la Memoria exhorta a las autoridades de la Secretaria de Niñez y Adolescencia a que “luego de cuatro años de denuncias sobre la gravísima situación del centro y la aplicación sistemática de torturas sobre los jóvenes” cumpla en forma urgente la resolución judicial, “a fin de garantizar los derechos” de los detenidos” y se realicen “investigaciones urgentes sobre el accionar del personal y autoridades de esa institución”.

Para el organismo, la apelación del Ejecutivo provincial a la orden de clausura “demuestra la política de negación y de incumplimiento de sentencia por parte de las autoridades”.

“Resulta inaceptable la continuidad de incumplimiento de sentencias por parte del Poder Ejecutivo como la impunidad de los ejecutores de las torturas denunciadas, las que son incompatibles con el estado de derecho”, expresó la CPM.

En la presentación que había hecho la Comisión por la Memoria el año pasado, luego de la inspección del lugar, señalaba un “agravamiento de las condiciones de detención de los jóvenes, como asimismo el incumplimiento de la sentencia que había dictado el Tribunal con fecha 8 de mayo de 2012” en la que ordenaban mejoras y reformas edilicias, así como la limpieza de pabellones, celdas y espacios comunes.

En esa presentación, la Comisión advertía que “las celdas tienen pésimas condiciones con humedad, sin calefacción ni agua caliente en algunas de ellas y las cañerías no han sido refaccionadas, encontrándose el sistema cloacal excedido y destruido”.

Se señalaba además que los jóvenes detenidos “permanecen la mayor parte de tiempo sin actividades concretas, encerrados dentro de la celda entre 24 y hasta 36 horas según las guardias y con un doble régimen muy marcado entre quienes acceden a 'beneficios’ y los que no”.

También denunciaba que “los jóvenes que ingresan al lugar son brutalmente recibidos: comienzan con un régimen de encierro de 24 horas durante 5 días de 'ablande-adaptación’” y las sanciones “son decididas discrecionalmente por el personal a cargo”.

Tampoco se cumplen las normas referidas a la escolarización con una reducción notable de las horas de clases, “las condiciones edilicias de la escuela son pésimas, lo que impide dar clases los días de lluvia y no existe ningún tipo de taller o actividad alternativa a la escuela para nadie”.

“Si bien no aparecieron extendidamente situaciones de golpes en el lugar, los jóvenes son objeto de continuos malos tratos y amenazas por parte de los celadores u otros jóvenes. Se pudo percibir el miedo, la naturalización y sometimiento en los jóvenes”, sostuvo la CPM en la presentación.

Por otra parte, destacó que “desde hacía 4 años que este Instituto venía registrando gran cantidad de casos de torturas, incluso el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas en sus audiencias de revisión del Estado Argentino –ocurrida los días 2 y 3 de junio de 2010- hizo expresa mención a esta situación y requirió que se revierta”.

AUNO 28-06-13 EV

Última modificación: 5 de julio de 2013 a las 12:15
0
0

Hay 0 comentarios

captcha