theme/images/banner_web300dpi.jpg

"Hemos perdido todo lo conseguido"

Fecha de publicación: 25 septiembre, 2018

La titular de Madres de Plaza de Mayo explicó a AUNO el sentido de la carta que la asociación envió a la ONU con críticas a Mauricio Macri, en vísperas de su participación en la 73° Asamblea General.

518e41e8cb87a_645x430.jpg


Lomas de Zamora, septiembre 25 (AUNO).- La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, manifestó a AUNO que la Argentina “vive una dictadura”, luego de que la asociación enviara una carta a la ONU con críticas al presidente Mauricio Macri y con la idea central de que “siempre miente”.

Mientras el primer mandatario se encuentra en Estados Unidos en busca de seducir a inversores y participar hoy de la 73° Asamblea General de la ONU —brindará un discurso pasadas las 16—, Bonafini envió una misiva al organismo “para que conozcan quién es el Presidente de la Argentina”.

“Si dice que hay trabajo, no le crean / si dice que los niños y niñas comen, no le crean / si dice que la salud está asegurada, no le crean / si dice que los jubilados viven dignamente, no le crean / si dice que la educación está garantizada, no le crean / si dice que la pobreza no existe, no le crean”, afirma el documento, estructurado en verso.

Con firma de la titular de Madres y fecha de ayer, la carta alude también al saqueo de recursos naturales, el mal funcionamiento de la industria y de la democracia, menciona torturas y asesinatos, y pide a la ONU que si Macri responsabiliza a otros gobiernos “no le crean”, debido a que “siempre miente”.

En diálogo con AUNO,Bonafini sostuvo que “votar solamente no es democracia”, denunció el hostigamiento que sufren cotidianamente las Madres y opinó sobre el presente y futuro de la Argentina.

description

—¿Cómo surgió la idea de enviar una carta a la ONU? ¿Fue un trabajo conjunto de las Madres o una iniciativa suya?
—Fue algo que se me ocurrió en la noche del domingo así que la hice, se la leí a las Madres y como les pareció bien decidimos mandarla.

—En la carta hay una afirmación muy fuerte, que sostiene que en la Argentina no hay democracia. ¿Por qué considera eso?
—Porque la democracia implica participación, libertad y trabajo, y esto es una dictadura. Cierran lo que quieren, echan a la gente, te difaman como quieren, te meten preso sin motivo, matan gente por la espalda bajo el pretexto de que “estaban armados”, no hay escuelas como corresponde, los chicos no comen, recortan presupuestos universitarios, la industria está hecha pedazos, se entrega el sur del país… entonces la Argentina vive una dictadura porque votar solamente no es democracia.

—¿Es posible que el Presidente logre atraer inversores para un país que presenta las dificultades que la carta narra?
—Lo puede conseguir porque él está entregando el patrimonio nacional, permite la colocación de bases y de militares tanto argentinos como yanquis en la frontera con Bolivia; de hecho ya han puesto una base en el sur muy cerca del acuífero más grande que tenemos los argentinos porque hay intereses extranjeros en nuestras riquezas naturales. Pero nada de esto redunda en trabajo para el pueblo, hasta ahora todo ha sido una mentira porque Macri vive en un sueño, que es el de ser un yanqui más. Por eso está como un perrito faldero todo el tiempo con Christine Lagarde.

—¿Cómo imagina el resto del mandato de Macri? ¿Y cómo ve al país desde ahora al momento de las próximas elecciones?
—Yo creo que nos va a ir peor cada día. Ellos tienen que cerrar fábricas, ajustar con el hambre del pueblo, de los niños, con menos hospitales, pero no van a ajustar con menos vacas o ganado. Con el campo que tenemos, ¿mirá si la gente no podría vivir ahí? Cuando veo tantos chicos descalzos y muertos de hambre me genera mucha bronca, es un país con una desigualdad que no me la imaginaba nunca, una nación rica con un pueblo pobre.

—Tras el decreto que habilita la intervención de las fuerzas armadas en cuestiones de seguridad interna, ¿cree que serán utilizadas como instrumentos disciplinadores en movilizaciones y protestas sociales?
—Ellos buscan imponer miedo. Mataron a Santiago Maldonado, a un pibe por la espalda, a los mapuches, nos hostigan a las Madres todos los días, es una vergüenza que mujeres de 90 años debamos pelear porque nos atacan de forma constante. De hecho estábamos haciendo un pedestal para un monumento que nos donaron unos italianos y vinieron y lo rompieron a palazos. También nos difaman todo el tiempo pero ya ni les contesto: en boca de ellos es un honor. En cuanto a las manifestaciones cuando hay problemas son originados por ellos mismos. Van vestidos con gorrita como si fueran chicos pobres los que ocasionan el disturbio, para ocasionar un conflicto entre nosotros, pero son milicos infiltrados.

—¿Existe un paralelismo con la última dictadura militar en cuanto a la influencia de los Estados Unidos no solo en Argentina, sino en toda Latinoamérica?
—Absolutamente. Quieren quedarse con la riqueza de nuestros países, por eso se han metido con Ecuador, Venezuela, Bolivia; con Evo que se defiende como puede, y nosotros hemos perdido todo lo que se había conseguido. Lo que se logró en 12 años Macri lo sacó en poco tiempo y se lo entregó a los yanquis descaradamente.

AUNO-25-09-2018
FC-MDY

Última modificación: 3 de octubre de 2018 a las 15:09
0
0

Hay 0 comentarios

captcha