theme/images/banner_web300dpi.jpg
ANIVERSARIO

Festival solidario a diez años de la tragedia del colegio Ecos

Fecha de publicación: 7 octubre, 2016

Se hará este sábado, desde las 14, en el Centro Cultural Kirchner. Sergio Levin, padre de uno de los nueve chicos que murieron, es coordinador de las charlas de seguridad vial que se dan en Lomas de Zamora.

Colegio Ecos

Lomas de Zamora, octubre 7 (AUNO).- A diez años de la Tragedia del colegio porteño Ecos en Santa Fe, familiares y amigos de la ONG Conduciendo a Conciencia harán este sábado un nuevo festival solidario para el que, según calculan, asistirán más de 5 mil personas.

Las entradas para el Festival, organizado este año por primera vez en el Centro Cultural Kirchner (CCK), están prácticamente agotadas, según informó Sergio Levin, padre de Lucas, uno de los nueve estudiantes que murieron en la tragedia, además de una maestra, un camionero y su acompañante.

“*Este año el festival tiene un enfoque más cultural y, como siempre, la respuesta es muy importante.* Si bien quedan pocas entradas para los espectáculos programados en el interior del CCK, los invitamos a que participen de las actividades de la Plaza Seca y sigan aportando donaciones para las escuelas rurales”, pidió Levin, que es director del Centro de Formación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y coordinador de las charlas de seguridad vial que se dan en La Municipalidad de Lomas de Zamora a todos quienes tramitan su registro de conducir.

alt_text

Los organizadores de esta nueva edición del festival informaron que las entradas que quedan y las que fueron reservadas online podrán ser retiradas en el CCK, ubicado en Sarmiento 151 de Capital Federal, mañana dos horas antes del inicio de cada evento.

Cada entrada debe ser cambiada por un pack de donación que figura en la página www.conduciendoaconciencia.org

A las 14 arrancarán los espectáculos infantiles; a las 17, los recitales de León Gieco y Los Tipitos y a las 20 será el turno de Los Auténticos Decadentes y Los Pericos. Mientras tanto, en la Plaza Seca habrá exposiciones y actividades lúdicas para todos los que deseen participar de la jornada solidaria.

En declaraciones a AUNO, Levin sostuvo que “las muestras de solidaridad que se ven en eventos como éste y la preocupación en parte de la sociedad y el Estado sobre la problemática vial son algunos de los compromisos logrados en estos diez años de bregar por cambiar las cosas”.

“Lamentablemente, no podemos decir lo mismo de la Justicia”, se quejó.

QUÉ PASÓ Y QUÉ NO NO PASÓ

El 8 de octubre de 2006, un camionero alcoholizado que manejaba en zigzag y a contramano por la ruta nacional 11, en Santa Fe, chocó en el kilómetro 689 contra el ómnibus en el que alumnos y docentes del colegio Ecos volvían de entregar donaciones en la Escuela el Paraisal, del sur chaqueño.

Allí murieron Lucas —hijo de Levin— Benjamín, Delfina, Federico, Justine, Julieta G., Daniela, Nicolás, Julieta P. y una docente llamada Mariana, además del chofer del camión y su acompañante.

El festival que se viene haciendo cada año para homenajear a los estudiantes, ampliar acciones solidarias como las que ellos encaraban y reclamar justicia, este año será especial porque en agosto pasado la Corte Suprema de Santa Fe falló en contra del pedido para reabrir el expediente, cerrado en mayo de 2015, y la causa quedó cerrada y sin condenados.

Si bien los familiares de las víctimas creen que el principal responsable de la tragedia es el conductor del camión, Angel Soto, también vienen reclamando que se investigue si la maniobra de Oscar Atamañuk, chofer del micro, para evitar el choque pudo haber aumentado el daño. Ahora esperan que el caso sea analizado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Al respecto, Levin opinó que “la esperanza es lo último que se pierde”, aunque también aclaró que “una justicia que pueda darse después de tanto tiempo”, a su criterio “ya no es justicia”.

El otro motivo de impotencia tiene que ver con que, a pesar de la tragedia, la ruta 11 aún sigue siendo una de las más peligrosas, igual que hace diez años. “No cambió nada. Sigue con dos carriles y sin banquinas”, detalló el director del Centro de Formación de la ANSV.

Después de la tragedia, Levin sintió que debía hacer algo para tratar de revertir la falta de educación vial. En el marco de esas acciones de capacitación que lo llevaron a trabajar en la función pública, también comenzó a colaborar donde se lo pidieron. Así fue que empezó a dar charlas en Lomas de Zamora a todos los aspirantes a obtener o renovar un registro.

“Llegan con mala onda y se van recontra contentos. Es un placer ver cómo les cambia la cara al final de la charla”, contó y aclaró que uno de los comentarios más recurrentes parte de la gente mayor, cuando se lamentan de no haber tenido nunca una charla de educación vial como la que reciben hoy.

AUNO 07-10-16
MJM-MFV

Última modificación: 11 de octubre de 2016 a las 18:46
0
0

Hay 0 comentarios

captcha