theme/images/banner_web300dpi.jpg

El hospital Evita se inundó y los médicos denuncian "serios problemas edilicios"

Fecha de publicación: 12 octubre, 2019

Por una falla en un tanque, se inundó el quirófano del Hospital Evita de Lanús, lo que afectó la realización de las prácticas y el funcionamiento de la guardia. La Asociación de Médicos de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) denunció “serios problemas edilicios” y solicitó un relevamiento del estado edilicio del hospital.

Hospital Evita Lanús


Los problemas de infraestructura de los hospitales y centros de salud de la provincia de Buenos Aires se agravan cada vez más. Hace pocos días la sala de cirugías del hospital Evita de Lanús se inundó debido a una falla en un tanque de agua ubicado en el sexto piso del edificio y pone en evidencia la falta de “medidas de previsión”. Esto provocó daños en el hall, la clausura de las salas de maternidad y quirófanos, y la reducción de la atención, informaron desde la Asociación de Médicos de la Provincia de Buenos Aires (CICOP).

El hospital Evita de Lanús continúa sin poder realizar cirugías debido a la inundación en la sala de quirófanos, causada por la ruptura de un flotante del tanque de agua. La Sala de Maternidad, que se encuentra en la segunda planta, también se encuentra afectada, según informaron desde la CICOP.

“Este Gobierno se encargó de agravar todos los problemas que teníamos antes”, destacó el secretario general adjunto de la CICOP, quien también criticó que lo sucedido en el hospital de Lanús “es una muestra de las políticas” que lleva adelante la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Si bien el problema de la pérdida de agua está solucionado, la representante de la CICOP en Lanús, Sandra Álvarez,indicó, en diálogo con AUNO, que las cirugías tuvieron que ser reprogramadas y que todavía los quirófanos no están para “ser utilizados con regularidad, porque no tienen luz”.

Para los casos de urgencias, como personas con herida de bala, los médicos del hospital cuentan solamente con una sala de quirófano exclusiva para atender este tipo de situaciones. En el caso de cirugías en las que puede esperarse más de seis horas hasta la intervención médica, los pacientes son derivados a otros centros de salud cercanos.

El gremio que nuclea a los médicos bonaerenses buscará tener una reunión con el equipo del hospital para conocer mejor lo ocurrido y hacer un informe sobre el estado del edificio. “Esto ha sido algo muy grave”, afirmó Álvarez, quien sostuvo que “no hay medidas de previsión” que eviten inconvenientes como el desborde del tanque de agua en el hospital Evita.

“No puede volver a ocurrir que el agua se derrame y penetre por los techos de los lugares que tienen que estar completamente protegidos, como la Sala de Quirófano”, protestó la gremialista, en referencia a la previsión necesaria de problemas habituales en un edificio.

Cuando el año pasado se cayó un ascensor con dos personas en este hospital, la CICOP exigió al Gobierno bonaerense una evaluación edilicia externa para asegurar a los pacientes y a los trabajadores de esa institución de la salud. Sin embargo, no tuvieron respuestas.

Este año, a pesar de que la Defensoría del Pueblo de la provincia y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) se ofrecieron a prestar un equipo para hacer el relevamiento técnico sobre el estado del edificio, la dirección del hospital se negó a aceptar que estas organizaciones realicen el informe, con el argumento de que ese tipo de trabajo debe hacerlo el Ministerio de Salud bonaerense.

La situación en la Provincia

El hospital Melendez de Almirante Brown, el Oñativia de Rafael Calzada, el San Martín de La Plata y el Presidente Perón de Avellaneda son los centros de salud de la provincia más comprometidos en cuanto a infraestructura. Desde el gremio celebran que el Gobierno provincial haya refaccionado las guardias, pero de todas maneras piensan que estas medidas son “sólo una fachada” que oculta los problemas de fondo.

El hospital Oñativia de Rafael Calzada se incendió en diciembre de 2018 y todavía el Gobierno bonaerense no ha terminado la reconstrucción. Según Torres, las obras “están paralizadas” y esto provoca que le hospital no esté “funcionando a pleno”.

Sumado a los inconvenientes de infraestructura, los médicos bonaerenses reclaman la reapertura de paritarias. Torres aseguró que el aumento del 34 por ciento recibido en la primera parte del año “ya se licuó” y que a esto se le agrega el “14 por ciento de arrastre del año pasado” en la pérdida de poder adquisitivo de los profesionales de la salud. En consecuencia, el problema del desfasaje salarial conlleva a la escasez de personal para cubrir vacantes en los hospitales, explicaron desde CICOP.

Gentileza: CICOP Lanús. Video que muestra la inundación en el quirófano del Hospital Evita de Lanús

AUNO-12-10-19
ADR-SAM

Última modificación: 17 de octubre de 2019 a las 18:45
0
0

Hay 0 comentarios

captcha