theme/images/banner_web300dpi.jpg
ENTREVISTA

Un custodio de la historia lomense

Fecha de publicación: 27 junio, 2013

Carmelo Letizia es arquitecto e historiador y habla sobre la relevacia histórica de varios edificios del distrito, pero también manifiesta su preocupación por los posibles inconvenientes que podrían surgir a raíz del fuerte desarrollo inmobiliario de los últimos años.

biblioteca mentruyt

Carmelo Letizia es miembro del Instituto Histórico Municipal de Lomas de Zamora, y una de las personas que más conoce sobre los rinconcitos de este municipio. Tanto sabe, que en diciembre de 2012 el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora lo galardonó por su labor como historiador y defensor de la cultura del distrito y lo nombró Vecino Ilustre.

Arquitecto e historiador, Letizia tiene registrado cada momento del patrimonio lomense. Algunos de sus trabajos más destacados sobre la historia de esta ciudad son La Quinta Los Pinos, La primera escuela, La Catedral, además de distintos escritos y reflexiones que despiertan el interés por conocer los secretos de la comuna del Sur del Gran Buenos Aires.

En una entrevista concedida a la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión, habla sobre las huellas que dejó el pasado en las distintas construcciones de la región, pero también se refiere a los posibles inconvenientes que podría padecer Lomas de Zamora en un futuro cercano a raíz del fuerte desarrollo inmobiliario de los últimos años.

-¿Cuándo comenzó a interesarse por la historia de Lomas de Zamora?
-A mediados de los 90, luego de realizar varias exposiciones, en distintos lugares de Buenos Aires. Un día decidí realizar una exhibición de mis trabajos en Lomas de Zamora. En esa oportunidad, desde el Museo Americanista, me aconsejaron que si quería presentar mis dibujos, estos tenían que ser sobre Lomas. Entonces, me puse en campaña para juntar todo lo que me llamara la atención del lugar. Eso hizo que me interiorizara cada vez más en los detalles históricos y culturales del distrito. Nací y viví muchos años en Lanús, pero me tuve que poner a estudiar e investigar sobre Lomas.

-¿Cómo fue ese primer trabajo sobre Lomas?
-Empecé a identificar las construcciones de acá y a dibujarlas. Todo ese trabajo lo preparé en unas láminas. Eran prácticamente sombreados, es decir, en colores grises. Luego, en julio de 1993, se presentó en una exposición que se denominó “Caminando por Lomas”, junto con poemas de distintos escritores locales. Desde entonces, siempre me ocupé de dibujar y también de leer. El primer centro de lectura que me aportó los conocimientos necesarios sobre la historia de Lomas fue el Museo Americanista y también tuve la suerte y la posibilidad de poder acceder al archivo del diario La Unión, donde estuve varios años investigando.

-¿Quedan en pie edificios históricos dentro del municipio?
-Lomas de Zamora es el único municipio de la región que tiene monumentos históricos nacionales. En total son seis: la Biblioteca Antonio Mentruyt, la Quinta de Los Leones, la Catedral, en conjunto porque tiene la Casa Parroquial y el Colegio, la Escuela Nº 1, el Palacio y el Museo. Son monumentos históricos a nivel nacional y provincial. Por otro lado, existen lugares históricos nacionales como el sector de Santa Catalina. Hay un sector cercano, calle por medio del casco del viejo rectorado de la Universidad de Lomas y el Fitotécnico. A su vez, Santa Catalina es lugar histórico nacional, sitio histórico provincial desde 1992 y recientemente se declaró reserva natural. Esa es una gestión que hicieron los vecinos para evitar el avance de la urbanización sobre una zona que es el pulmón verde de una vasta zona urbanizada.

-¿Existe una ley que prohíba la demolición de edificios históricos?
-Recientemente se aprobó una ordenanza que impide la demolición de casas antiguas, anteriores a 1960, para conservar el valor histórico de la arquitectura lomense. Ahora cada vez que se vende una casa y se quiere hacer otra, se debe presentar el plano si hay que demoler. Lo primero que se hace es el plano de demolición. Este plano ingresa a la municipalidad, y si se observan determinadas características de la edificación, se pide la intervención de una comisión que será la que verificará y aprobará o no la demolición.

-También participó en la redacción de un libro sobre la historia de distrito.
-Sí, en 2011 participé en el relato de la Historia de Lomas, con motivo del 150 aniversario del distrito, lo que se denominó la “Antología de la historia de Lomas”. Es un libro que contiene distinta información, desde los primeros propietarios de la época de las estancias, hasta lo que es la ciudad hoy.

-¿La multiplicación de torres de departamentos construidas en la zona en los últimos años pueden acarrear algún tipo de problema con el correr del tiempo?
-Sí, con el tiempo van a generar un problema de tipo ecológico. Sucede que los grandes terrenos en profundidad, en donde se está construyendo, hay una torre por delante y un playón por detrás. No hay espacios verdes, porque no se hacen las obras de excavación para poner las cocheras bajo nivel.

-¿Cuál sería la solución?
-Se deberían hacer obras de ingeniería, que lógicamente serían más costosas y los señores emprendedores no lo quieren hacer. En las vistas aéreas a las que se accede por internet, por ejemplo, se observan grandes franjas en el centro: esos son estacionamientos. Hay muchos autos y hay requerimientos, lógicamente. Supongamos que una torre tiene 30 departamentos, entonces, tendría que haber 30 cocheras. Pero si no se hacen las obras, si no se excava, se termina haciendo un fondo y no hay lugar para un jardín.

-¿Podría además generarse algún inconveniente con las redes de servicios cloacales y de suministro de agua y energía eléctrica?
-Según informan desde el municipio, la posibilidad de construir una torre previamente señala la necesidad de hacer un estudio de factibilidad. Se habla de factibilidad en cuanto al tema de las redes, tanto las cloacales como las de provisión de agua. En cuanto a la posibilidad de seguir construyendo torres, hay que pensar que donde antes había una casa quinta y vivía una familia o una familia numerosa, ahora viven 40 o 50 familias. Y eso es mucho. El progreso está bueno, pero después hay que tratar de evitar los problemas ambientales. Considero que al no existir legislación sobre este tema, se van a generar problemas de tipo ambiental a corto plazo.

*Alumna de Taller de Periodismo Gráfico

AUNO 27-06-13
MC-AFG-MFV

Última modificación: 5 de julio de 2013 a las 12:17
0
0

Hay 0 comentarios

captcha