theme/images/banner_web300dpi.jpg
Tres años de Macri

Despidos, cierres y concentración de medios durante la gestión macrista

La mala administración en materia de pauta publicitaria y la libre concentración de medios en manos de pocos empresarios, junto a la crisis económica, son algunos de los motivos del crecimiento del desempleo en los medios durante estos tres años de macrismo.

telam-marcha.jpg


Más de 3 mil trabajadores de prensa perdieron sus puestos de trabajo desde la asunción del presidente Mauricio Macri, advirtieron desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA). El cierre de medios y los despidos, en algunos casos disfrazados de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas, fueron una postal constante desde 2015 hasta llegar en la actualidad a “uno de los momentos más complicados en la historia del gremio”.

“El cuadro es muy crítico debido al asombroso grado de concentración de medios. Algunos puestos dejaron su formato tradicional y se reciclaron en otro formato, pero aun así son fuentes laborales que se perdieron”, manifestó el ex delegado de la CGI de Télam/SiPreBA Ariel Bargach en diálogo con AUNO.

En 2016, la cantidad de fuentes de trabajo perdidas fue de 1.300 (sólo en la ciudad de Buenos Aires y durante la primera mitad del año); mientras que en 2017 se contabilizaron más de 500 personas que se quedaron sin trabajo (entre despidos directos, retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas). Ambas cifras suman 1.800 puestos de trabajo formales perdidos entre los primeros dos años de macrismo, según un informe del SiPreBA.

El desempleo del año pasado en el sector se reparte entre despidos directos, con un 46,1 por ciento de los casos, y retiros voluntarios (junto a jubilaciones anticipadas y otras modalidades), con 53,9 por ciento. Estos datos reflejan “la lógica empresarial del ajuste” que produce “una dinámica que lleva a que menos trabajadorxs (y en consecuencia menos salarios) intensifiquen su productividad para cubrir la misma demanda de trabajo que antes realizaba una planta mayor”, explica el informe. Síntomas que reflejan “la precarización laboral” en la que se encuentran los trabajadores.

Los responsables

“La responsabilidad siempre es compartida. En mayor medida, es de los empresarios porque siempre necesitan asegurarse una ganancia máxima y nunca están dispuestos a invertir o recortar sobre lo suyo, pero también es del gobierno y el poder legislativo que no acciona contra esta situación”, afirmó el periodista y docente de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).

En este sentido, añadió que de los empresarios de los medios “puede esperarse bastante poco en estas situaciones críticas” porque “trabajan con la lógica de cualquier medio bajo un sistema capitalista”, mientras que del Estado “se puede esperar alguna otra medida que no sea solo atenderlas, sino que también se regule la publicidad oficial, el modo de reparto y las acciones necesarias para que no sea tan depredatoria la actitud de los dueños de los medios”.

description

Para SiPreBa, la “organización de los trabajadores” es el camino porque “las pocas batallas triunfantes” se lograron en los lugares donde “se constituyeron las asambleas y las comisiones internas consolidadas con el apoyo del resto del gremio de prensa a través de su sindicato”.

Bargach señaló que “es difícil encontrar una solución absoluta”. Pero, “hay que buscar variantes en los medios alternativos e independientes porque el grado de concentración es tan feroz que queda poco margen para los trabajadores.”

Tres casos representativos

description

Tres medios de comunicación nos muestran el escenario crítico en él que se encuentran los profesionales de la comunicación desde la llegada del macrismo al poder: Tiempo Argentino, DyN y Télam.

En 2016, los trabajadores de Tiempo Argentino pudieron sostener su fuente laboral (organizados en la Cooperativa de Trabajo Por Más Tiempo) luego de que los dueños (Sergio Szpolski y Matías Garfunkel) del Grupo 23 discontinuaron el diario a raíz del vaciamiento y el atraso en los pagos de los sueldos a los empleados de los medios a su cargo. En la actualidad, continúa de forma autogestiva y en formato digital.

La agencia DyN cerró el año pasado luego de 35 años en funcionamiento. Casi 100 empleados —entre periodistas, administrativos y técnicos— perdieron su fuente de trabajo. Los directivos de la empresa, cuyos accionistas eran La Nación y Clarín, argumentaron que la decisión se debió a “dificultades económicas” como consecuencia de “una merma en los ingresos por la salida de abonados” y por “la crisis de varios diarios que eran accionistas”. Desde la comisión interna de trabajadores indicaron que fue por “cuestiones políticas y divergencias entre los accionistas”.

Este año, el caso de la agencia estatal Télam fue el más significativo en cuanto a cantidad de despidos con 357. El conflicto gremial comenzó el 26 de junio e incluyó 119 días de paro para revertir la situación, lo cual permitió que la Justicia dictamine reincorporaciones masivas luego de declarar la “nulidad” de la cifra dispuesta por el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Público, Hernán Lombardi. Según SiPreBA, se lograron 282 reincorporaciones a través de “acciones sindicales y judiciales”.

AUNO-10-12-2018
CSD-AFG

Última modificación: 18 de diciembre de 2018 a las 11:07
0
0

Hay 0 comentarios

captcha