theme/images/banner_web300dpi.jpg
FERIA DEL LIBRO

Cristina propuso un "contrato social responsable" para generar trabajo

Fecha de publicación: 9 mayo, 2019

La senadora presentó su libro Sinceramente en la Feria del Libro de Buenos Aires. Lo hizo ante miles de personas que estuvieron en la Sala Borges y en la Avenida Sarmiento. “No hay posibilidades de generar empleo genuino sin mercado interno”, enfatizó. Fue en respuesta al gobiernos macrista.

CFK


“Es necesario un contrato social de las argentinas y argentinos. Un contrato social de ciudadanía responsable. Que involucre a todos. Desde el empresario ciudadano, un dirigente sindical, un trabajador operario, los cooperativistas, que el compromiso sea de todos, obviamente. Para generar trabajo genuino”, señaló Cristina Fernández al presentar su libro Sinceramente en la Feria del Libro de Buenos Aires.

La ex presidenta aseguró que “no hay posibilidades en este mundo tan difícil de generar crecimiento económico sin mercado interno fuerte. En Estados Unidos la economía vuela. Tienen el índice de desocupación más bajo de los últimos 50 años. Algunos se dieron cuenta de que tenían que generar trabajo industrial para generar empleo. Sería bueno que los que tanto viajan para allá imiten lo que ocurre allá”.

El libro, un éxito editorial inédito que trasciende la Argentina y oxigena la alicaída industria del sector, fue presentado esta noche en la Sala Jorge Luis Borges, en la edición 45 de la feria que se realiza en Palermo, Buenos Aires.

Cristina se cuidó de que la presentación de Sinceramente no apareciera como un lanzamiento explícito de su campaña electoral, pero estableció las profundas diferencias entre su proyecto y el que lleva adelante el gobierno nacional macrista.

“Hay que construir algo diferente”, enfatizó en torno a su propuesta de “ciudadanía responsable”, en tono mesurado, y destacó uno de los contenidos del libro, el Epílogo, en que se refiere al “populismo”.

Planeros

“Yo sería una populista. Las ideologías se apoyan en los sentimientos más profundos. Muchas veces se etiquetan y se ponen cosas, planeros, choriplaneros”, explicó.

Recordó, en ese sentido, que cuando asumió Néstor Kirchner en la Presidencia, el 25 de Mayo de 2003, “en medio de una crisis muy importante, recibimos el gobierno con 2,3 millones de planes sociales Jefes y Jefas de Hogar que era un instrumento del doctor Duhalde y su ministro de Economía, Roberto Lavagna”.

Precisó que “en 2015 dejamos sólo 207 mil planes sociales, porque habíamos generado millones de puestos de trabajo”, ante un auditorio compuesto por un millar de dirigentes, diputados, gobernadores y especialmente dirigentes políticos que hasta no hace mucho estaban distanciados de la senadora nacional.

“Dejé el gobierno con 207 mil planes sociales. Hoy hay 467 mil planes sociales, muchos más de los que tenía el gobierno de choriplaneros”, enfatizó.

Propuso que “analizar qué pasa en una sociedad para que ocurran esas cosas. Es imposible resolver bien si no se entiende la densidad de los problemas. Es importante tener la información correcta”, al aludir acerca de la cantidad de planes sociales.

Sin decirlo, ni explicitar, aseguró que de llegar otra vez al gobierno nacional “es necesario aportar este tipo de debates y discusiones. Creo sinceramente que es el aporte que puedo hacer y dar para que entre todos los argentinos y argentinas podamos construir algo diferente a todo. Sin lugares comunes”.

Aludió apenas al acuerdo que propuso el macrismo, al señalar las “épocas de discursos de unidad y grandes acuerdo entre sectores dirigenciales”. Dijo en ese sentido que “va a ser necesario algo más. Un contrato social entre las argentinas y argentinos. Con metas verificables y exigibles. Recuerdo el pacto social de Perón y Gelbard”, en 1973, y cuando después en 1974, el entonces presidente, denunció que “no se estaba cumpliendo ese pacto, por parte de los empresarios”.

Se dirigió especialmente a los empresarios: “Nos hacen falta empresarios que entiendan que para que la empresa gane plata tienen que ganar todos y comer todos. Sino es muy difícil”, que significó una alusión al gobierno nacional.


El libro

La obra de 600 páginas contiene los siguientes capítulos: Sinceramente, Después de convertirme en Calabaza, Néstor y yo y nuestros Hijos también, Bien de Familia, Una yegua en el gobierno (2007-2011), Los heraldos negros: el dolor y la fuerza (2011-2015), Cuando Jorge era Bergoglio y después fue Francisco, Obras y pesares, Un memorándum, una muerte y una causa, El odio y la mentira. Los nuevos medios y los mismos fines, y el Epílogo.

Con Los heraldos negros, alude al libro de poesías del peruano César Vallejos (1918), y el último, el número 10, alude a los ataques mediáticos, políticos y judiciales. En la obra se recuerda las campañas mediáticas contra Hipólito Yrigoyen y Juan Domingo Perón.

“Me planteé que era muy egoísta escribir una cosa de uno y nada más. Me pareció que tenía que escribir cosas que le sirvieran a todos y todas. No creo que en los neutrales. Para neutrales están los suizos. No fui neutral y nunca lo fui ni seré neutral. Me siento profundamente argentina y después de todo lo que he vivido necesito transmitir vivencias”, explicó en torno al ánimo que tuvo al encarar la obra.


AUNO-09-05-19
HRC-SAM

Última modificación: 15 de mayo de 2019 a las 15:14
0
0

Hay 0 comentarios

captcha