theme/images/banner_web300dpi.jpg
Lomas de Zamora

Corte y sentada para que se arreglen las escuelas

Fecha de publicación: 23 agosto, 2012

Por falta de edificio, una institución da clases en el garage de un viejo geriátrico y a algunas aulas les dicen “gallinero”, porque están hechas de chapa y cartón. Junto con chicos de escuelas de Lomas, Almirante Brown y Lanús cortaron la avenida Yrigoyen para exigir mejoras. Si no reciben una respuesta, evaluarán tomar los establecimientos.

Los estudiantes reclamaron mejores condiciones de estudio.

Lomas de Zamora, agosto 23 (AUNO).-Alumnos de las escuelas Tomás Espora de Temperley, Nacional de Adrogué, Piedra Buena de Lanús, Enam y del conservatorio Julián Aguirre de Banfield cortaron la avenida Yrigoyen, a la altura de la Municipalidad de Lomas de Zamora, en reclamo de “una respuesta concreta” para los problemas de infraestructura que poseen esos establecimientos educativos. Tras ser recibidos por autoridades, realizaron una sentada en el Comercial para reclamar la presencia de representantes de la Secretaría de Cultura y Educación bonaerense.

“Nos manifestamos en este punto a pesar de ser de diferentes distritos porque todos buscamos ser escuchados. Queremos que los políticos oigan nuestras demandas”, contó a AUNO Florencia González, una estudiante del Tomás Espora, también conocido como el Comercial.

El común denominador que protagonizó la protesta fue la queja por los “defectos en infraestructura” que tienen esas instituciones: ausencia de puertas y ventanas, baños sin agua, aulas inundadas en los días de lluvia, mampostería endeble, falta de calefacción e incluso, muchas veces, falta de luz debido a cortocircuitos.

Desde que se incendió en 2005, en el Tomás Espora, que se encuentra a tan sólo una cuadra de la estación de Temperley, los alumnos de la secundaria básica tienen clases en una vieja casona ubicada a unas cuadras. Este espacio, en el que antes funcionaba un geriátrico, tiene los pisos hundidos y algunas divisiones tienen clases en un garage.

Circunstancialmente, a causa de esa tragedia, en la escuela construyeron aulas que fueron denominadas “gallineros” por los alumnos, ya que están hechas de chapa y cartón. Esta salida provisoria lleva siete años.

“Estos días en los que no paró de llover perdimos muchas horas de clases. Algunos cursos entraban tarde y otros salían temprano para poder turnarse y así utilizar los pocos salones habitables”, explicó la portavoz. “De hecho, hay un curso sin salón porque se cayó la puerta con el marco y por eso los chicos están de modo permanente en la biblioteca”, resaltó.

También contó que en esa escuela no hay más cooperadora porque “los padres que antes se hacían cargo ya no lo hacen más” y como ellos eran quienes compraban los materiales de limpieza, en el establecimiento no hay herramientas para tener un espacio pulcro.

“No vamos a esperar a que le pase algo grave a alguno de los chicos”, subrayó González.

Los alumnos explicaron que si no reciben una solución “contundente” para sus reclamos, evaluarán la posibilidad de tomar los establecimientos, como última instancia. “Los directivos saben que no podemos estudiar en estas condiciones”, decían una y otra vez, mientras sostenían banderas y entonaban cantos guiados por un megáfono.

En el caso del conservatorio Julián Aguirre, no hubo clases los últimos dos días debido a que gran parte del edificio se encuentra inundado y, por este mismo motivo, no hay luz ni en aulas ni en preceptoría ni en la dirección. Esta situación tiene como agravante la caída del techo de un pasillo hace tan sólo algunas horas.

“En este caos no puedo trabajar y los chicos no pueden estudiar”, denunció Luis Lombar, un auxiliar de esa institución que adhirió a la protesta. “Este problema presupuestario no es algo aislado. Nos afecta de manera grupal y como se ha dilatado, exigimos una respuesta inmediata”, subrayó.

A inconvenientes similares se enfrenta el alumnado de la escuela media 13 de Adrogué, la media 8 de Lanús y el Normal Antonio Mentruyt de Banfield, cuyos estudiantes se manifestaron porque les hace falta calefacción, bancos, sillas y condiciones edilicias básicas para recibir a sus estudiantes.

Los manifestantes permanecieron en la avenida hasta que representantes de cada una de las escuelas fueron recibidos en la Municipalidad de Lomas de Zamora. En esa reunión, las autoridades prometieron a los alumnos la visita de un funcionario de la Secretaría de Cultura y Educación bonaerense, entidad de la que los establecimientos públicos educativos dependen.

Hasta ese entonces, los alumnos realizaron una sentada en el Comercial que en un principio, si no reciben una respuesta, duraría hasta el lunes.

MBE-AFD
AUNO-23-08-12

Última modificación: 3 de septiembre de 2012 a las 02:02
0
0

Hay 0 comentarios

captcha