theme/images/banner_web300dpi.jpg

Arrojaron la cenizas de Cooke al Río de la Plata

Fecha de publicación: 27 septiembre, 2014

El recordado dirigente fue delegado de Juan Domingo Perón después del golpe de la 'Fusiladora’ del 55. En un imperdible reportaje que le hiciera el Che Guevara, Cooke habla del sistema mediático cuando se iniciaba la década del 60.

Arrojaron la cenizas de Cooke al Río de la Plata

Lomas de Zamora, septiembre 27 (AUNO) – Con la presencia de funcionarios, legisladores y militantes del Frente para la Victoria, las cenizas del militante peronista John William Cooke fueron arrojadas este sábado al Río de la Plata.

Cooke falleció el 19 de setiembre de 1968, en el Hospital de Clínicas de la Capital Federal.

El vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, que encabezó el acto, señaló: “Hoy más que nunca la figura de John William Cooke está referenciada en el tiempo que se está viviendo en nuestra patria y en América latina”.

Recordó que quien fuera delegado de Juan Domingo Perón fue un “puente con Cuba, Fidel, el Che, Perón, unidos a través de la Olivetti con la que se escribían esas cartas memorables”.

“Incluso está la discusión con el general (Perón); esa discusión que permitía el enriquecimiento de la idea de un movimiento tan amplio y tan plural como el nuestro”, señaló Mariotto durante el acto realizado en el Parque de la Memoria de la Ciudad de Buenos Aires.

En el testamento dejado a su esposa, Alicia Eguren, ‘El Bebe’, pidió ser cremado y que sus cenizas fueran arrojadas “al mar, o a cualquier río o laguna”. Esa ceremonia nunca pudo cumplirse, aunque sus cenizas fueron resguardadas durante 46 años, primero por su pareja y luego por distintos compañeros de militancia.

“La convocatoria espontánea en este Parque de la Memoria para cumplir con la última voluntad de Cooke nos llena de compromiso. Hay un deber ser en su figura; no se puede hacer cualquier cosa en nombre del peronismo si tenemos figuras que han dejado su vida y todos los compañeros que están referenciados en este Parque”, subrayó el vicegobernador y decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ.

En el acto tomaron parte el secretario ejecutivo del Archivo Nacional de la Memoria, Carlos Lafforgue, uno de los impulsores del acto; el hijo de Alicia Eguren, Pedro Catela, que viajó especialmente desde México para asistir al acto; el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, el legislador nacional Jorge Aragón; el ex canciller Jorge Taiana y Luis D’Elía, entre otros.

La prensa colonialista

-En la Argentina, la Revolución Cubana cuenta con apreciable apoyo popular y los esfuerzos de la propaganda reaccionaria —abrumadora y constante— son vanos por contrarrestarlo. ¿A qué razones atribuye esta perspicacia popular, pese a la prensa y agencias internacionales?

-Lo que eso demuestra, en primer lugar, es la madurez de nuestro pueblo, lo arraigado que está en el sentido de la soberanía nacional. Tengamos en cuenta que esta recolonización de la Argentina es doblemente anacrónica: por producirse en la época de los movimientos de liberación en todo el mundo y por serle impuesta a un país que se había librado de la dominación inglesa y tenía conciencia de lo que significa el ejercicio de la soberanía.

-¿Cuál es la consecuencia?

-La consecuencia es que no solamente la represión es singularmente violenta, sino también la propaganda pro imperialista. El pensamiento colonial utiliza el monopolio de la difusión para derramar una catarata de discursos, declaraciones, manifiestos, conferencias, editoriales, solicitadas, pastorales, etc., para confundir a la masa. En el caso de Cuba, sólo se difunden groseras tergiversaciones, embustes y planteos arbitrarios. Sin embargo, las clases populares disciernen lúcidamente y saben que la suerte de la Revolución Cubana incide en su propia suerte.

-Con respecto a Cuba, ¿cuál es la forma que adopta esa táctica de ocultamiento?

-Hay una sucesión de trampas. Todos los datos son falsos, al punto que la mentira de ayer es desmentida por la mentira de hoy. Después se hace una mezcla de los problemas concretos de la nación cubana con los problemas de la guerra fría y con las discusiones técnicas en torno al comunismo. Nuestra masa evita esos falseamientos porque va a la médula del problema, o sea, la agresión del imperialismo contra un país hermano que osó liberarse: así no hay forma de equivocarse.

Fuente: Revista Che, 1961; Crisis, 1975. Publicado en: www.elhistoriador.com que dirige Felipe Pigna.

AUNO 27-09-14
FL-HRC

Última modificación: 1 de octubre de 2014 a las 20:18
0
0

Hay 0 comentarios

captcha