Aquella gloriosa noche en Parque Patricios

Hace 30 años, un equipo dirigido por Carlos Pachamé derrotaba a Atlanta en cancha de Huracán, en una dramática definición por penales que concluyó 13-12, y lograba el segundo ascenso a la Primera División del elenco de la zona Sur del Conurbano Bonaerense. El arquero Héctor `Mudo’ Casse fue el héroe de una jornada que quedó grabada a fuego en la memoria de los hinchas celestes.

Lomas de Zamora, diciembre 21 (AUNO).- Vísperas de la Navidad de 1982 y Temperley se aprestaba a vivir una de los momentos más gloriosos de su centenaria historia. En Parque de los Patricios, en la noche del 21 de diciembre, luego de dos apretadas finales contra Atlanta, Héctor Cassé, el ‘Mudo’, contenía el penal ejecutado por Enrique Hrabina y al toque Ricardo Dabrowski sentenciaba una infartante definición por penales para que el ‘Celeste’ ganara por 13-12 y lograra su segundo y último ascenso a Primera División.

Con el estadio Tomás A. Duco como escenario de los dos encuentros que definieron el Octogonal del Torneo de Primera B, aquel que San Lorenzo se adjudicó de punta a punta, Temperley y Atlanta no se sacaron ventaja. Los del Sur del Gran Buenos Aires, dirigidos por Carlos Pachamé, habían ganado en la ida por 2-1, con goles de Eduardo Masotto y Dabrowski. Mientras que en la vuelta, un partido dramático que sirvió como antesala del gran festejo del ‘Gasolero’, los de Villa Crespo, que venían de eliminar a Banfield, se habían impuesto por 1-0, con un tanto de penal de Omar Porté, el mismo que había facturado en los primeros 90 minutos.

Con el marcador todavía sin tantos, el árbitro Mario Gallina ya había dejado al ‘Bohemio’ con ocho jugadores por las expulsiones de Alfredor Graciani, Adrián Bianchi y Jorge Ribolzi. Temperley, en tanto, había quedado con diez, ya que Masotto también vio la roja.

Así, diezmados, arribaron a la definición desde los doce pasos luego de un alargue no menos vibrante en el que Juan Carlos Piris malogró un penal para el ‘Gasolero’. Para Atlanta convirtieron Porté (en dos oportunidades), Rodolfo Raffaelli (2), Horacio Bianchini (2), Jorge Latreite (2), Alberto Parsechian, Enrique Hrabina, Miguel Olmedo y Gustavo Jones. Para Temperley acertaron Antonio Del Duca (2), Sergio Spataro (2), Dabrowski (2), Néstor Scotta, Piris, Oscar Aguilar, Hugo Lacava Schell, Hugo Issa, Bernardo Villalba y Héctor Cassé, que desequilibró al detener el tiro de Hrabina.

“Nosotros sabíamos que para la gente nunca fuimos candidatos. También que iba a ser muy difícil que nos vencieran. Lo sabíamos y lo creíamos nosotros, el pequeño grupo que formamos a partir de abril, cuando me hice cargo del equipo. Esa fue la primera meta: formar un equipo. Las otras fueron clasificarnos al octogonal y luchar hasta donde pudiéramos por el ascenso”, explicaba un exultante Pachamé ya entrada la madrugada del 22 de diciembre.

Es que Temperley había entrado con lo justo al Torneo Reducido, ya que terminó octavo en la tabla general y cuarto en su zona. Juan Carlos Merlo había arrancado la temporada como DT, pero los malos resultados lo alejaron y propiciaron la llegada de Pachamé.

Ya en el Octogonal, sin chapa de favorito, fue sacándose candidatos de encima. En la ronda inicial, eliminó a Chacarita Juniors, que entonces alistaba en sus filas a Luis Islas, Luis Abramovich, Gustavo Yalvé y Enrique Ezequiel Borrelli. En la ida, en el Beranger, Temperley se impuso 1-0, con un tanto de Issa. Y en la vuelta, en La Paternal, el partido se le dio por ganado al ‘Celeste’ luego de que el partido se suspendiera por la agresión sufrida por el árbitro Aníbal Hay a falta de cinco minutos para el final.

En las semifinales, el ‘Gasolero’ debió medir fuerzas con otro poderoso de la categoría: Gimnasia y Esgrima La Plata, que tenía como figuras a Jorge Higuaín, Darío Kuzemka, Carlos Carrió y Juan Carlos Domínguez. Para la ida debió mudarse a la cancha de Huracán y allí se impuso por 2-1, con goles de Lacava Schell e Higuaín, en contra. Alfonso Roma descontó para la visita. En la revancha, en el Bosque, el ‘Lobo’ ganó 1-0, gracias a la conquista de Héctor Etcheto, pero Temperley se sobrepuso y mostró templanza para pasar a la final a través de la definición por penales (4-3).

El resto es historia conocida. El doble mano a mano con Atlanta en Huracán, las rojas de Gallina, las atajadas de Cassé, el derechazo cruzado de Dabrowski, la caravana de vuelta a Temperley desde Parque de los Patricios. Temperley otra vez en Primera.

Los doce héroes: Cassé; Aguilar, Piris, Issa y Villalba; Massotto, Esquivel (95´TS Spataro) y Lacava Shell; Dabrowski, Finarolli y Scotta.

El resto del plantel: Antonio José Del Ducca, Darío Andrés Siviski, Hugo Hernán Alvarez, Rubén Raúl Benítez, Héctor Hugo Campelo, Marcelo Alberto Aldape, Roberto Mario Espósito, Néstor Hernandorena, Norberto Ottaviani, Claudio Daniel Pizzi y Antonio Zinna.

AUNO-21-12-12
MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>